martes, 2 de diciembre de 2008

¿Rara e insensible?

“No se dónde tienes la sensibilidad últimamente”.

Eso me han dicho. Y me hizo gracia, mucha gracia, que alguien que se supone me conoce bien (aunque no me entienda) me pregunte eso. Aunque pensándolo bien, es del todo normal que me lo diga si no me entiende.

Se me ocurren muchas respuestas… unas sinceras, otras irónicas, alguna con doble sentido e incluso se me ocurre responder con silencio. Se me ocurre decir que la he perdido toda, que se coló por el desagüe, o que me la fumé. Podría decir que la gasté y que ya no me queda, o que se la vendí a algún truhán por un puñado de besos. Puedo decir que la guardo en un cajón cerrado con llave y la perdí, o que está bajo mi cama cogiendo polvo. Puedo mentir, puedo decir que nunca tuve e inventarme mil historias que justifiquen mi aparente sensibilidad, o mi falta de ella.

Pero… ¿realmente debo hacerlo? ¿Debo responder? ¿Es necesario? ¿De veras crees que no tengo? Si, tu, tu que lees, que llegas aquí por casualidad, o que vienes de vez en cuando, tu que no me conoces, o que has compartido un café conmigo. ¿Crees que no siento?

Sensibilidad… será que yo tengo otro concepto de la palabra, distinto al de quien me preguntó por mi sensibilidad. Será que “eres rara”, como me dijo. Será…

Supongo que es raro bajar la ventanilla del coche una tarde de lluvia y sacar el brazo para sentir la lluvia mojando tu piel… será raro respirar profundo para oler la tierra mojada… será raro poner a Yann Tiersen y soñar despierta que bailas descalza cogida a unas manos sin rostro. Si, debe ser raro… será raro escribirle a alguien que no existe cartas de amor, igual que será raro derramar una lágrima después de oír una palabra bonita. Será raro abrazar hasta que el aire te falta y respirar el aroma de otra persona. Será raro hablar de valores, de ideas distintas al resto, será raro hablar de destino, de fuerza, de energía. Será raro vivir mi vida, que es sólo mía. Será raro decidir por una misma y ser cada vez más fuerte. Será raro no ser un borrego más…Si, seré rara, porque hago, pienso y digo cosas raras, muy a menudo.

¿Rara e insensible? ¿Tu crees?... Tal vez.

Divagaría mucho más sobre ésto... pero dejaría en evidencia todas mis rarezas, y no es plan. En cuanto a la sensibilidad... obvio si soy o no soy sensible.

8 comentarios:

Odiseo de Saturnalia dijo...

Vaya, hay gente que no te conoce...

Y a quién le importa...

Odiseo de Saturnalia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Angel dijo...

Pues yo que te conozco, y compartí unas cervezas y unas pizzas, y te leo desde hace mucho tiempo afirmo y reafirmo que si, eres sensible, y mucho..

alaluzdeunaluciernagaazul dijo...

sensibilidad.... a mí hay quienes me dicen que peco de excesiva... en realidad, sólo me parece excesiva la sensibilidad desesperante, pero hasta cierto punto la sensibilidad es necesaria. No??
Insesible tú?? seguro que no!!! ;)

Un besito guapa

pequeña dijo...

no conozco las circunstancias de ese reproche por insensible, pero por experiencia sé que muchas veces se deben a que no accedes a una petición (encubierta o no). Se debe a un intento de manipulación. A veces he comprobado que aquella persona que te tacha de insensible suele poder ser tachada de egoista...

Aunque no siempre es así. Pero bueno, es lo que me ha recordado tu entrada. un besito mi alter-ego (o como se escriba)

Sasian dijo...

me gustan tus rarezas...mucho....besos

Nacho dijo...

Eres muy sensible..pero hay veces ke por tu orgullo no dejas ver esa sensibilidad..nini..

Quamis dijo...

La sensibilidad real no se adhiere a emociones de diseño ni iconologías retóricas, pese a que muchas veces pequen en simbiosis pactadas por el pueblo (o para el pueblo). La ternura, cuanto más cruda, más tierna. Cuanto más la endulzas, más la niegas.