viernes, 31 de agosto de 2007

Viernes... ¡¡por fin!!

Por fin es viernes. A las 5 de la tarde saldré por la puerta del curro y al pasar mi tarjeta por el reloj de fichar estaré oficialmente de vacaciones.
Estoy nerviosa, estoy ilusionada y estoy gilipollas jajajajaja Me pongo siempre un poco nerviosa antes de un viaje, qué se le va a hacer.
Ya lo tengo todo empaquetado, ayer tuve que tumbarme encima de la maleta para poderla cerrar jajajaja parece que me voy para toda la vida! Y tenía la sensación de que algo se me olvidaba... repasé la lista mental y no encontré el olvido... Pero esta mañana me he acordado: la tarjeta sanitaria europea, que no me la había hecho... por si me pasa algo, que espero que no. Así que me he escapado una hora del curro y ya la tengo también. Todo listo. Podemos partir.

Esta mañana mientras me secaba el pelo estaba pensando en el post de hoy, en las despedidas, en el silencio. Angel, otro blogguero [http://siesodejastunumero.blogspot.com] (ya te quedan menos vacaciones joiooooo!!), cuando se fue dejó un post titulado Silenci. Me gustó. Yo tampoco cuelgo el “Cerrado por Vacaciones”, mejor digamos que Silenci por unos días.

Estaba pensando en cuánto he evolucionado en los últimos años (No cambies. Evoluciona ;) ), sobre todo en los dos o tres últimos... Las despedidas. Antes huía de ellas. Siempre me costó expresar los sentimientos y a la hora de despedirme prefería hacerlo rápido, con prisas, salir huyendo cuanto antes para evitar que me vieran sentir. Ahora no soy así. Ahora todo lo contrario, me quedo rezagada, no quiero despedirme, alargo el momento todo lo que puedo, y lloro si quiero llorar, o río si quiero reir, y beso y abrazo y ....en fin. Me estoy acordando de una de las ultimas veces que me despedí de una amiga que vive a 400 km de mí... su marido nos tuvo que separar y la echó en cara que me abrazaba mas que a él jajajajaaa ainsss lloré... y eso que la vi tres semanas después jajajajajjaa.
Una sensiblera, eso es lo que soy jajajajja me estoy volviendo pastelito!

Anoche hablaba con un “moscorrofio” :P y le pregunté...

- ¿Qué te traigo del viaje?
- No me traigas nada “Petra”, no hace falta.
- ¡¡Vaya que no!! Una torre Eiffel no te voy a traer porque eso es lo que regala todo el mundo, pero dime, qué te traigo?
- Ya sé lo que me quiero que me traigas.
- ¿El qué?
- Tráeme muchas historias que contar.
- Hecho.

Y eso es lo que traeré, historias que contar, pero no las típicas que se cuentan de las vacaciones... yo contaré las Historias del Pícaro Ángel Caído. Eso, y unas piedras que me han sugerido que compre y que estoy segura que encontraré y que me valdrá la pena buscar ;).
Por cierto, Igancio... moscorrofio... fly cojonera... a ti tb te voy a traer una piedra, y te la daré, jurao que te la daré, cara a cara ehhhh!! Pero ten cuidao no te la tire a la cabeza!! Prrrrrrrrrrrrrrr

Bueno, que nos vemos a la vuelta ehhhh!! Esperadme!!!!!

Besos rusos y abrazos escandinavos a todos los malditos ;)

Se os echará de menos ;)



Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh:
Eleeeeeeeeeeeeeeeeee, cuídame el corral!
Pablitoooooooooooooo, buena suerte en tu llegada a Madrid!
Mikeeeeeeeeeeeeeeeee, a ti no te digo naaaa, que tu ya lo sabes todo ;), suerte!
Moscorrofioooooooooo, a ti te digo menos todavía, ya lo sabes ;)

jueves, 30 de agosto de 2007

Divagaciones de un Ángel Caído

A veces no sabemos cómo acertar.
Algo nos ronda la cabeza y le damos vueltas y mas vueltas sin saber si debemos dar un paso hacia adelante, quedarnos quietos o salir corriendo en dirección contraria.
¿Y cómo hacer para elegir? ¿Y cómo hacer para tomar la decisión acertada?
A mi me suele suponer horas de sueño. A oscuras, en la cama, mirando al techo. ¿Qué debo hacer? Pensar si tu decisión te influye sólo a ti o quizá implique a más gente, evitar que, tomes el camino que tomes, pueda haber daños colaterales. Darle la importancia justa y necesaria al problema en cuestión, ni más de la cuenta, ni menos de la que merece. Poner las cartas sobre el tapete, incluidas las que tienes bajo la manga, y analizar bien la jugada, visualizar la estrategia en tu mente para lograr la victoria. Y a veces luchar contigo mismo, porque una vez elegida la decisión más acertada tu mente te da la orden pero tu corazón se niega a escucharla y a acatarla.
¿Y entonces que?
Entonces creo que entra en juego el azar, destino o "La Providencia" como yo suelo decir. Será el azar quien incline el peso de la balanza de tus decisiones, y lo que tenga que ser, será.
Hay quien no cree en el azar o destino porque dice "niega la libertad del hombre". A mi no me lo parece. No veo el destino como algo cerrado e inamovible, sino como algo que vamos moldeando día a día.
Es como un cuento de aquellos infantiles que ibas creando tu mismo poco a poco según el camino que elijas para el personaje.
Creo que tenemos una misión que cumplir, desde que nacemos hasta que morimos. Y es aprender y evolucionar. Pero se nos regala la opción de elegir, somos libres de elegir primeramente si queremos cumplir la misión o no hacerlo. Hay quien pasa por esta vida sin haber aprendido nada (y no me refiero a tener títulos universitarios colgados en la pared) y hay quien pasa por ella empapándose de la sabiduría que emana de cualquier ser o ente, físico o no. Eres libre de elegir qué grado de aprendizaje quieres adquirir e incluso eres libre de olvidarte de lo aprendido y abortar la misión.
Aprender nos enseña a vivir. Cada cosa que aprendemos nos lleva a ser mas sabios a la hora de tomar decisiones y de avanzar en nuestro camino, en nuestra misión. Cuanto más sabemos, más libertad de elección tendremos, pues dejaremos menos cosas al azar. Seremos dueños de nuestros actos y tendremos una mayor capacidad de moldear nuestro destino.

Yo elegí aprender y evolucionar. Tengo siempre los ojos muy abiertos a las señales, a los maestros que aparecen a lo largo de nuestras vidas, disfrazados de amigos, de familiares o incluso de desconocidos o de personas que ni si quiera saben de su condición de maestros. Y procuro empaparme de sus conocimientos, porque en esos ratos tumbada en mi cama mirando al techo es cuando necesitaré tenerlos y sentirme mas libre de elegir o de dejar que elija el azar.

Jueves

¡¡ Y ya es jueves oigaaaaaaaa!! 48 horas para estar oficialmente de vacas :D

Hace unos años me suscribí al horóscopo de terra jajajaja y me lo mandan diariamente al correo, que leo todas las mañanas. No me suelo creer nunca del todo esas cosas, es mas, me fío más de mi intuición. Pero me gusta leerlo por curiosidad y compararlo con mi momento actual, o echarme unas risas, como es el caso de hoy.

Estimada Patricia,

Recuerda que existe un espíritu en todo lo que te rodea, Patricia. Sólo porque hay cosas que no podemos percibir con alguno de los sentidos, ya sea con los ojos, oídos, nariz, boca o dedos, no significa que no existan. Respeta a los campos energéticos que nos rodean, y a las formas animadas e inanimadas que existen en nuestra vida diaria. Hoy percibirás la vida como si fuera una plegaria.

Pues si, esto tan aparentemente serio me ha hecho una gracia que pa’ qué! Veamos la comparación entre lo que leo y lo que piensa y/o traduce mi mente mi mente:

Horóscopo: Estimada Patricia.
Mi mente: Coño! Y éste de qué me conoce para estimarme?
Horóscopo: Recuerda que existe un espíritu en todo lo que te rodea, Patricia.
Mi mente: ¡No jodas! Mira que a mí los espiritismos y to eso me dan miedo ehhhhh.
Horóscopo: Sólo porque hay cosas que no podemos percibir con alguno de los sentidos, ya sea con los ojos, oídos, nariz, boca o dedos, no significa que no existan.
Mi mente: No hace falta que lo jures... los pedos no se ven, ni se tocan... ¡pero joder si existen!
Horóscopo: Respeta a los campos energéticos que nos rodean, y a las formas animadas e inanimadas que existen en nuestra vida diaria.
Mi mente: ¿Campos energéticos? ¿esos dan calambre? Joder, no sabía yo que estabamos rodeados por campos electrificados... eso explica que cuando voy por el Alcampo me dé calambre todo lo que toco.
Horóscopo: Hoy percibirás la vida como si fuera una plegaria.
Mi mente: ¿una plegaria? Déjate de oraciones, que yo ya estoy pensando en mis vacaciones.

Se me va la pinza un poco...¿no?

Otra curiosidad: ayer estuve con mis compañeros de viaje (que además de amigos, son primos) repasando las cosas que deberíamos llevar y haciendo la lista de lo que tenemos que comprar.
Mi lista, y la de Marta: gel, champú, bayetas, fairy, servilletas papel, patatas, latas, leche, coca cola... y un largo etc.
La lista de mi primo: Herramientas, navaja, cuerda, Tema, linterna, maquina de afeitar... y poco más.

Tema. ¿Qué tema? , diréis alguno. ¡¡Pues tema!! Yo ni pregunté, porque le conozco y sé lo que quería decir, pero me sorprendió que lo apuntara, porque no se le suele olvidar jajajajaa. Tema ya supondréis que es costo, chocolate, hachis o como cojones queráis llamarlo. Le dije que a ver dónde lo iba a guardar, porque en Francia por lo visto está muy penado el consumo de drogas y nos veíamos dejándole allí en un calabozo y volviendo solas. (Porque está claro que fumar fumaremos los tres, pero si nos paran los gendarmes y lo encuentran, el costo es suyo jajaja está claro)

- No te preocupes,si lo voy a guardar tan bien que jamás lo encontrarían.
- Ammmm perfecto, tu sabrás entonces. Por cierto, he comprado dos cartones de tabaco... tu el costo, yo el tabaco jajajaaaaaaaaaa
- Hecho.
- ¿Y dónde lo piensas guardar?
- ¡¡A ti te lo voy a decir!! Tu eres capaz de pensarte que es avecrem y la liamos muy gorda.
- A ver si lo vas a esconder tan bien como la última vez... que no pudimos fumar porque no lo encontraste!!!

Es lo que tienen los porros... que luego pierdes la memoria... y no sé qué otra cosa más :PPPPPPPPPPPPPPPPPPPPP

En fin... sigo vagueando en el curro, lo tengo ya casi todo finiquitado. Lo peor es esta tarde que tengo que hacer la maleta. ¿Alguna sugerencia? Podíais recordarme lo que no se me puede olvidar jajaja

miércoles, 29 de agosto de 2007

La France

A petición de Pablito contaré brevemente lo que van a ser mis próximas (muuuuuy próximasssssssss) vacaciones.

Sus deseos son órdenes, don Pablo :P

Pues es un viaje un tanto especial entiendo yo... porque reconozco que no a todo el mundo le llama la atención viajar del modo en que lo vamos a hacer nosotros...
Región: pues en principio queremos recorrer todo el Valle del Loira, ya sabes, la zona de los castillos y todo eso. Y además pasar por varias ciudades o lugares, como Bordeaux, la Rochelle, Caen... y París, cómo no. Sobre todo ya te digo que el Valle del Loira y los lugares mas interesantes del oeste del país. Llevamos una ruta más o menos marcada, pero abierta a modificaciones y a lo que nos apetezca hacer en el momento. Es un viaje un tanto por libre... y es que el medio de transporte y de alojamiento nos lo permite. Vamos en autocaravana. Salimos desde Madrid dirección Irún para entrar a Francia por allí.
A quien no le guste este rollo supongo que le parecerá incómodo hacer un viaje así... pero te aseguro que si te gusta, puede ser un viaje increíble. Ya te diré a la vuelta, porque yo es el primero que hago en autocaravana, a pesar de ser campista de toda la vida. Creo, y estoy segura de que no me equivocaré, que va a ser una experiencia inolvidable. No sólo por todas las maravillas que vamos a ver, sino por el rollo de llevar la casa a cuestas y tal. No se, pero a mi me encanta.
El plan es ver todo lo posible pero sin agobiarse de tiempo, dejarnos llevar (a parte que llevamos una niña de 3 años, así que tampoco podemos matarnos, y qué coño, que son vacaciones... relax). Y uno de los planes por ejemplo es visitar París como ya he dicho, pero en bicicleta. Tenemos pensado alquilarlas allí y darnos un garbeo por la gran ciudad del amor (cawentó y yo sin enamorarme jaajaja) en bicicleta. Veremos a ver si no me mato jajajaja (prometo que si es así NO habrá fotos de la caída).
Duración... desgraciadamente sólo 11 días, y date cuenta que dos se nos van en ir y volver. Salimos de aquí el sábado 1 por la mañana y tenemos que entregar la autocaravana antes de las siete de la tarde del día 11(es de alquiler, que por cierto, menudo pastón!) Lo bueno es que somos tres adultos con carnet de conducir, así que nos rotaremos para el pilotaje de la nave jajajajaja.

Ya contaré a la vuelta, aunque no demasiado, o al menos no en el blog, porque resultaría cansino. Piensa en aquellos amigos de tus padres que siempre ponían el vídeo de sus últimas vacaciones cuando ibas a su casa.... Te tragaste 3 horas de Túnez un año, otras 3 de Benidorm, y 2 y media de Albacete!! Jajajaja odio eso. Prefiero ver fotos.

¿Curiosidad satisfecha?

No te quejes, que es el segundo post pa’ ti ;)

Por ciertooooooo, nos sobra un hueco. ¿Se apunta alguien?

Miércoles

Ya es miércoles! Me quedan escasas 72 horas para largarme rumbo a La France, y si ayer tenía pocas ganas de currar, hoy ya ni te cuento. En cambio, no sé como lo hago pero me cunde un montón y hasta me aburro ya de vaguear y aun me queda toda la tarde.
Hoy tiene pinta de ser de esos días que te pasan cosas tontas, y ya van varias. Hoy es el día de los botones:

1) He ido a sacar un café y una minicaña-choco de la máquina. Me he quemado la lengua con el café (como si fuera nueva y no supiera que sale directamente del infierno, abrasando) y cuando he ido a sacar la caña he pulsado los números y no salía. Casi me pongo a agitar la máquina como una burra, pero he decidido volver a marcar: 0.....6.....9.... ¡bingo! No, no ha salido, es que estaba marcando el 69 en lugar del 63... en qué estaría yo pensando jajajajaja
2) He subido a dpto. comercial a por un fax que venía a mi atención y al bajar he tomado el ascensor. Sólo hay una planta, con lo cual sólo dos teclas: 1 y 0. Entro y pulso el botón. Me quedo esperando a llegar a destino. Unos segundos, y se abre la puerta y... ¡joder, si no me he movido del sitio! Le había dado al 1. Qué mal estoy, un 50% de probabilidades de acierto y yo voy y fallo! Jajajaaaaaaaaaaaaa.
3) Tenemos el monitor de las cámaras de seguridad estropeado, así que llaman y no veo por dónde; todo el día jugando a las adivinanzas:
- En qué puerta estás?
- Pues no se, creo que debe ser la parte de atrás...
- Dime, que ves?
¡Ni que estuviera jugando al veo veo! El tema es que dependiendo de por la puerta que llamen hay que pulsar uno u otro botón. Si, hoy pulso 2 o 3 antes de acertar, ¡qué pasa! Hoy es el día del botón.

Espero que no me llamen hoy los CEDACS para desactivar una bomba... adivina qué botón pulsaría.

martes, 28 de agosto de 2007

El viajero

Llegó al atardecer. Era una tarde de niebla que empapaba los huesos y retorcía el alma. Su caminar era lento, cansado. Portaba una mochila en la espalda y un cigarro en los labios; nada más. Un sombrero tapaba sus ojos y le resguardaba del agua.

Ella miraba tras los cristales la calle vacía. Las gotas de lluvia resbalaban por ellos formando caminos hacia algún lugar de sus pensamientos.
“Suelo mojado, cajón seco”, era una ley no escrita que siempre se cumplía. Su taberna estaba vacía y la noche empezaba a cerrarse sobre su vida. Sintió ahogo y pensó en salir a la puerta para tomar el aire y respirar ese olor a lluvia que tanto le gustaba.
Justo cuando se disponía a salir de la barra lo vio. Como una aparición aquel hombre se mostró tras los cristales mojados de aquella tarde gris. Su chaqueta roída, su sombrero calado, la mochila cargada y la luz de un cigarro. Era un viajero.

Desde la calle la vió. La luz tenue de la taberna pareció llamarle. No era una noche acogedora y parecía no tener visos de mejorar. Y la vió, una mujer tras la barra mirando al vacío tras una cortina de gotas de lluvia. Dudó si la luz que vislumbraba procedía de la taberna o de sus ojos. Paró un instante en la acera antes de decidir si entrar. Quería seguir su camino y no podía permitir que nada le hiciera cambiar sus pasos. Pero… la vió, y quiso entrar.

Deseó que aquel viajero parara su camino allí. Deseó que entrara en su taberna y llenara su soledad. Por un momento deseó que aquel viajero fuera lo que siempre esperó. Su corazón dió un vuelco cuando vió que él la observaba desde la otra acera y que encaminaba sus pasos hacia la puerta. Coqueta, en un gesto involuntario, arregló su pelo y nerviosa tomó un paño y comenzó a secar tazas de café de espaldas a la entrada.

Las bisagras de la puerta chirriaron. Él la observó desde el umbral sin moverse; ella se quedó paralizada. Cerró los ojos, respiró profundamente y con una tímida sonrisa se giró.

- Buenas tardes caballero.
- Buenas, por decir algo.

Su voz sonó tosca, ruda, sonó a eco de montaña… pero sonó dulce en los oídos de ella.

- Póngame un café solo, largo, muy largo.

Ni si quiera le contestó. Se dispuso a hacer el mejor café que jamás hubiera hecho mientras le observaba de reojo. El notó su mirada y levantando ligeramente el ala de su sombrero fijó sus ojos en los de ella. Sintió como su cuerpo se relajaba, sintió que el calor de la leña que ardía en aquella taberna le secaba los huesos, y sintió como el fuego de aquellos ojos prendía su alma.

Aquella noche ella le arropó en su cama y él descanso en su pecho. Aquella noche la luz de unas velas fue testigo de la necesidad de sus almas, del ansia de sus besos. Y el alba los encontró desnudos, abrazados y en silencio.

A la mañana siguiente el viajero partió. Ella, tumbada en la cama buscó su mirada y él, en pie junto a la puerta, la esquivó. No le pidió nada, sabia que su viaje debía continuar y que no se quedaría por ella, pero él no tuvo el valor de mirarla a los ojos y decirla adios.

Quizá él siga vagando aún y su viaje no haya terminado; y ella siga en la taberna esperando que un soplo de viento barra su soledad.

Martes

Si, martes, por si no os habíais dado cuenta.

Nota para Pablito:Lo siento, pero la cabeza esta semana creo que no me va a dar para pensar, así que como te gustó el post “Lunes” me parece a mí que te vas a “jartar” de leer estos días una especie de diario personal. ¿Querías conocer algo de la vida personal de los bloggers que lees? Pues toma dos tazas!

“Estoy mas liá que la pata un romano”, frase típica de los días como hoy. Como ya he comentado el sábado me voy de vacaciones y esta semana tengo que dejar todo el curro “finiquitao”. Pero soy muy perra. En mi curro está la Perra vieja, y después yo, que soy la perra vaga. Hay mas perros, pero no vamos a entrar en detalles que me pierdo. Me gusta tomarme mi tiempo, leer mails, leer blogs, tomarme mi cafecito y fumarme mis cigarritos... asi que si de las 8 horas de jornada laboral resto las que pierdo en vaguear, que me queda??? Un cerro de albaranes por validad y a Jose desde las oficinas de Madrid dándome la coña para que se los valide (él también se va de vacaciones y quiere dejar todo cerrado). Así que me pongo las pilas y me lo quito todo, en una hora, hora y media, no más jajaja ya puedo volver a vaguear.
Pero la mente sigue funcionando. Esta tarde tengo que ir a dar el visto bueno a mi última adquisición: los muebles de mi habitación. Por fin los voy a cambiar... y es que los que tengo ahora son de cuando Cristo perdió el mechero, o para ser exactos, de cuando hice la comunión. Para mas INRI, de mimbre... no se cómo he podido vivir en esas condiciones jajajajaaaaaaaa. Los voy a cambiar por unos chulísimos, monísimos e ideales de la muerte. Vamos, de firma italiana y fabricación vasca, esos seguro que no se desclavan ni se desencolan ni se joden en to la puta vida. ¡¡Menudos son los vascos!! (no se me piquen si me leen ehhhh, que lo digo con todo el cariño del mundo).
Me he pillao un armario que quepo yo dentro (fíjate si es difícil, pero es cierto, lo juro). No se si lo llenaré, que me extraña porque no soy muy de trapitos, pero vamos, que a este paso según está el mercado del ligoteo soy capaz de meterme y salir de él a ver que pasa jajajaja Lo mismo hasta tengo más suerte!
Luego tengo que grabar “cedeses”, para el viaje. Música y películas. Pero es que me pongo y me da una pereza que pa que. Esto me pasa por ofrecerme voluntaria “yo los grabo yo los grabo, que tengo de toda la música”... gilipollas, haberte callado y ahora no tendrías que hacerlo!! En fin...

Me quiero ir ya :_(

lunes, 27 de agosto de 2007

Lunes

27 de agosto de 2007.
Última semana de agosto. Último lunes del mes y último lunes antes de mis vacaciones.
Anoche me acosté tarde “hablando de barcos” con dos buenos amigos y hoy tenía que madrugar más que el lunes pasado. Esta mañana me acordé de los dos amigos, de los barcos y de la madre que me parió.
Anoche fue una noche rara. Me metí en la cama con sueño, pero no podía dormirme. Como siempre no falté a mi costumbre de pensar un rato antes de dormir; pensar o imaginar, a veces no distingo. Y anoche tocó hacer el planning mental de la semana... cinco días, muchas cosas que hacer y pocas ganas de esforzarme. Me estoy volviendo vaga, me cansé hasta de pensar.
No sé en qué punto me dormí, tras la enésima vuelta en la cama supongo, pero creo que fue pensando en la maleta y en lo que NO SE ME PUEDE OLVIDAR. O quizá fue pensando en alguno de los asuntos que quiero cerrar antes de irme... o en que me muero por hacer este viaje, pero me hubiera gustado hacerle en otra compañía (mejorando la presente, que se dice).
Bien, sueño profundo y del tirón. Sé que soñé algo que aún no logro recordar. Debe ser porque a eso de las 2.30 de la madrugada un coleguita cachondo se debió acordar de mí y me dio un par de toques al movil. A tomar por culo sueño.Yo también me acordé de él... y de su madre. Si yo agradezco que se acuerden de mi, pero joder, a las 2.30 de la mañana? En fin.
Me dormí de nuevo pero no pude continuar con el sueño, así que no me acuerdo. Dormí a pierna suelta hasta las 6 a.m. ¡¡cómo me jode eso!! Me levantaba a las 6.40 y tengo que despertarme justo 40 minutos antes! Media vuelta ¡AR! Y a seguir durmiendo. Pero pronto, muy pronto, en 40 minutos exactamente suena la charanga (mi alarma del móvil) y me jode, me jode mucho, pero tengo que levantarme. Con los ojos cerrados me arrastro hacia el baño y ni la ducha me despierta. Envuelta en la toalla salgo a la cocina: mi colacao. No se por que toda la vida lo llevo llamando colacao cuando lo que tomo es nesquik, pero es mi colacao mañanero, fresquito, en vaso largo mmmmmMmmMmm. Creo que me voy espabilando.
Me siento delante del pc (que he encendido con los ojos cerrados a la que me iba a la ducha... mala costumbre, lo se) y ojeo el correo, aunque no se muy bien para qué, porque nadie me escribe jajajaja. Miro si he tenido algún comentario o visita en mi blog, visito otros blogs para ver si ha habido publicación nocturna... y me fumo un piti. Me visto, me seco el pelo, cojo la mochila, el bolso, el tabaco, el movil, las gafas de sol, las llaves... ¿lo llevo todo? Algo se me olvida, fijo. Si, se me olvida la cama, hoy me llevaría la cama para seguir durmiendo en el curro, pero no puede ser. La dejo deshecha y le lanzo una mirada cargada de lujuria mientras pienso “espérame chata, esta noche volverás a ser mía”.
No sé como no me he matado aún por las escaleras de casa. Las bajo a oscuras y quitándome las legañas. Y al abrir la puerta....¡¡sorpresa!! Vaya día. Super gris. Hoy hace un día gris de cojones. Nublado, está chispeando, no hace frío pero tampoco calor. Espero que de aquí al sábado mejore... al menos lo de la lluvia.
Voy acercándome a mi coche y al presionar el mando para abrirlo... ¡¡sorpresa!! No funciona. Menos mal que la cerradura si. Me meto en el coche, tiro la mochila a los pies del asiento del copiloto, suelto el bolso por ahí, el movil y el tabaco a mano, arranca y tira. Voy bien de tiempo, pero me encanta subir la cuesta de mi casa dándole chicha al coche mientras subo el volumen de la radio. Hoy llevaba a Muchachito en el Cd, estratégicamente posicionado en la pista 5 de su último album para que nada mas arrancar el motor comenzara esa canción. Bajo la ventanilla, a ver si me espabilo con el aire y Muchachito. La gente de la parada del bus me mira raro... no les culpo. Son las 7.20 de la mañana y una loca va con la ventanilla bajada gritando “Cara tortu ga gaaaaa, aléjate ya de miiiiii”. Pero yo también les miro a ellos... vaya caras largas que llevan, no me extraña... ya me jodería estar ahí. No se me han olvidado los años de bus y mas bus. Es lo que tiene vivir en un pueblo: si te quieres mover y no morir, o tienes coche, o eres la reina de los buses. Pero yo soy la reina de mi punto (mi fiat punto), nadie le toca como yo. Me es fiel y no me deja por otras, ni se asusta de mi, ni nada de nada. Lo único que no practicamos sexo, pero bueno, ya se andará, es que es un poco estrecho mi chico.
Parece que se va apañando el día. Pocos coches en la carretera, poco peligro en el cruce de siempre... de pronto veo dos luces naranjas. No, el colacao no estaba dopado, es que el coche de delante ha puesto las luces de emergencia. ¡No jodas hombre!¡Trata de arrancarlo Carlos! ¡Trata de arrancarlo!... A mitad de la montaña, atascazo. Una cola del copón, delante y detrás. ¿Qué coño habrá pasado? El coche de delante no es, porque delante nuestro hay mas coches y es todo una feria de lucecitas naranjas. Lunes, lluvia, temprano... no me digas mas. Lo que hay es un ostión. Tras 25 minutos parada, punto muerto y freno de mano echado, la “guarra cerril” nos da paso. Paso lento, de tortuga, como la canción que llevo cantando una y otra vez desde que salí de casa. Tres coches, tres. Uno sin cristales, debe haber dado vueltas de campana. Otro partido por la mitad, hecho un amasijo, y el tercero con señales de haberse prendido fuego. Joder, vaya manera de comenzar un lunes. Y yo que me quejo de que voy a llegar tarde a currar... pero es que los conductores de esos tres coches no creo que lleguen, ni hoy ni mañana...
En fin, que paso el atasco y me adentro en la jungla, o sea, en la ciudad. Me encanta circular tan temprano por ella... las calles tan vacías, apenas gente... ¡¡Y un jano!! Primer semáforo y veo dos tíos vestidos con una especie de blusón verde y blanco, a cuadros... joder, no he caído, son los jardineros. Pero no los que cuidan los jardines, es que Alcalá está en ferias, y los jardineros es una peña. Todavía hay gente vagando borracha por las calles... y yo me voy a currar! Y llego tarde! ¡¡Qué mal repartido está el mundo!!
Me enciendo un piti pa’ consolarme. Lunes, es lunes... media plantilla de vacaciones y encima hoy vuelve la jefa. Al menos no he llegado tarde, he fichado a las 00.

Me lo voy a tomar con calma:
Pc: ON
Radio: ON
Activando modo semi coma.

Dice aquél:
-¿Está padre?
-Si, pero está borracho.
-Pues entonces como si no estuviera.

Así estoy yo hoy, como si no estuviera.

sábado, 25 de agosto de 2007

Al son de la lluvia

Llueve… llueve afuera y me refugio en mi guarida.
Un cigarro y una vela se consumen lentamente. Vuela el humo que desprenden; denso el del cigarro, suave el de la vela. Estoy sola.

Doy un sorbo a un té helado y cierro los ojos. Respiro el silencio. Sola conmigo misma… sola con la vela… sola con el humo de mi cigarro.
Activo el play y unos acordes de guitarra lejanos, tranquilos, pausados, comienzan a llenar la habitación, acompañando a mi silencio, a mi soledad.

“Mañana ya la sangre no estará, al caer la lluvia se la llevará”

Me dejo envolver por los sonidos, por una voz, por una letra. Mi cuerpo se balancea lentamente, se mece al son de ese ritmo lejano. Mis ojos siguen cerrados. Sólo escucho, siento y aspiro el aroma de la vela que se entremezcla con el olor a lluvia que se cuela por mi ventana… no hay mas sentidos.

“Lloras tú y lloro yo, y el cielo también… lloras tú y lloro yo, qué fragilidad”

Sigue lloviendo afuera y quizá también esté lloviendo adentro… pero yo no siento la lluvia, hoy no mojan sus gotas… yo solo quiero bailar.

Sin quererlo me levanto… mis pies descalzos tocan el suelo y comienzan a moverse despacio. Sola en mi cuarto, con los ojos cerrados y bailando lentamente, dejándome llevar. Se dibuja una sonrisa en mi cara.

Tal vez hoy llueva, pero “Nunca llueve eternamente”.

viernes, 24 de agosto de 2007

Musa que en letras se desvanece

Y allí estaba él, sentado frente a la pantalla con los ojos fijos en las teclas y las manos sujetándole la cabeza.
Veintisiete. Veintisiete letras de la A a la Z. Las contó mientras las observaba una a una preguntándose qué ocultaba cada una de ellas. Ciertamente, pensaba, aquellas letras debían guardar un tesoro que sólo sería descubierto si las escribían en la combinación correcta.
Levantó la cabeza de sus manos y las dejó caer sobre el teclado muy suavemente, como si fuera a tocar el tesoro que buscaba. Se irguió, reposó su espalda y respiró profundo, dejando escapar el aire de sus pulmones lentamente.
Acariciaba con las yemas de sus dedos todas y cada una de las teclas tratando de intuir la clave que le llevara al tesoro. Cerró los ojos...la madrugada llenaba el silencio, la ventana entreabierta dejaba entrar el olor a tierra recién mojada que había dejado la última lluvia... olía a los bosques de su tierra, a sus montañas... olía a mar y a sal. Poco a poco el silencio se fué llenando de un débil repiqueteo que apenas se escuchaba. A medida que pasaban los minutos, los dedos aumentaban su agilidad y las letras producían un sonido más y más contundente, cada paso era más firme que el anterior.
Su cabeza bullía en un mar de ideas, de combinaciones posibles para enlazar sus letras. Me recordó a la espuma que hacen las olas al romper en la orilla, burbujeante, impaciente por bañar la arena, por llegar a su destino, y una vez conseguido regresar de nuevo al mar convertida en simple agua, esperando a que el viento vuelva a convertirla en espuma. Así era él. La Inspiración debía ser quien le convirtiera en espuma y elevarlo hasta conseguir las letras que añoraba escribir, y una vez conseguido, descender y descansar el genio que llevaba dentro, hasta que de nuevo un guiño de la Musa le hiciera burbujear otra vez.
Amanecía. Por su ventana se colaron los primeros rayos del sol. Su obra estaba casi culminada, pero el viento se paró y con él su inspiración. Silencio de nuevo. Le faltaba asestar el golpe final para abrir el candado del cofre del tesoro. Se angustió, el desánimo se apoderó de él. Se levantó de la silla agotado... vagó por la casa arrastrando los pies y rascándose la cabeza buscando una señal, buscando la llave... tenía que acabar, tenía que llegar hasta el final. Sabía que podía, que era capaz de enfrentarse a sus miedos y vencerlos.
De repente una punzada surgió de la nada y lo hizo estremecerse... Lo supo. Miró hacia el teclado y sonrió, y lo hizo con una sonrisa tan abierta que apenas cabía en su gesto. Tranquilo, sereno, seguro de si mismo, volvió a sentarse y escribió.
Cuando puso el último punto, el punto y final de su historia, las teclas empezaron a desprenderse de su base y flotaron... se elevaban en el aire, lo rodeaban... Pablito las miraba entre satisfecho y desconcertado. Lo había conseguido, había llegado a la clave que le hacía poseedor del tesoro, un tesoro que sólo él conocía y que guardaría en su interior para sacarlo sólo a través de sus letras.

A la mañana siguiente despertó, tarde, como de costumbre, pero tenía una sensación extraña. Tumbado aún en su cama intentó recordar y un sueño vino a su cabeza. Aquella noche había soñado que escribía y que las teclas volaban. Se rió de sí mismo... "me estoy volviendo loco"... Pero al levantarse y conectar la pantalla de su pc lo vió. Era real.



*NdA: Con tu permiso, Pablito, te hago protagonista de este post. La causa de que no tenga título es porque espero que lo pongas tu. [Pablito ha titulado. Perfect, no hubiera encontrado un título mejor]

miércoles, 22 de agosto de 2007

No apto para miembros de la Real Academia de la Lengua Española

A veces hacemos difícil lo fácil, y pasa lo que pasa:



• Viendo las noticias. Los abuelos, los hijos, y los hijos de los hijos.
- ¡Callaros, callaros! Que ahora van a hablar de los “astolatras” – la abuela, apoderándose del mando a distancia como una loca para subir el volumen porque van a hablar de algo que nadie sabe lo que es. Todos con cara de alucine mirando a la abuela porque no se sabe qué coño ha dicho, hasta que uno de los nietos dispara.
- Abuela, ¿qué dice usted de los asto-qué? ¿eso que es?
- ¡Coñe! ¡Pues los “astolatras”! ¿No lo ves? ¡Los que salen al espacio y van a la luna!

[Si abuela, fueron a la luna y te trajeron a ti de allí… madre mía]

• Otra vez la abuela (¡qué mujer!), explicándole a una vecina que a su hija le han operado del tiroides y se lo han extirpado.
- Pues si, fijate Amparo, le han tenido que quitar el “teroides”, y nada, pues ahora no puede casi ni hablar.
- Vaya… ¿y eso?
- Pues porque el “teroides” está en la garganta, y se conoce que le han hecho daño y está medio muda.
( hermanos de la operada, sobrinos de la operada, e incluso la propia operada, muertos de la risa cada vez que la abuela decía “teroides”, y el abuelo, que estaba observando la jugada, decide intervenir para salvar el pellejo de su amada)
- Abuelaaaaaaaa, que no es “teroides” , ¡¡¡que es “es-te-ro-i-des”!!!

[Abuelo, la intención es lo que cuenta, pero yo lloré, lo juro, por poco me ahogo literalmente, y a la recién operada le faltó poco para morir de un ataque de tos. Estos abuelos tienen fijación con el espacio: astolatras, esteroides… en fin]

• De nuevo, súper abuela (pobrecita mía)
- ¿De donde vienes abuela?
- De ver a la Fulanita, que está recién operada.
- ¿Y eso? ¿Qué le ha pasado a la mujer?
- Pues nada, que le han operado de las “tataratas”

[Si no la conociera, pensaría que está imitando el sonido de una ametralladora tatatatatatatata… pero no, ¡¡cataratas, abuela, CATARATAS!!]

• Mujer joven, rondando los 35. Recién estrenado el chalet cuenta que aún sigue con las últimas compras. Sobre su última adquisición…
- ¿Sabes qué me compré ayer?
- Dime, estabas comprándote la habitación, ¿no?
- Si, y me cogí ya la “ahumada” y el “endredón”.

[Si llega a decir la ahumada y el entrecot, pensaría que estaba llenando la nevera…]


La mejor, bajo mi punto de vista, para el final:

• En un supermercado, madre cincuentona e hijo adolescente. Pasillo de las bebidas.
- Mamaaaaa, hay acuarius de naranja, de limón, natural… hay isostar… ¿Cuál cogemos?
- Ay hijo, pues coge cualquiera, si son todo bebidas “esotéricas”

[De verdad que la Bruja Lola ha causado estragos en gran parte de la población femenina entorno al medio siglo de edad. ¿Si te bebes un acuarius adivinas el número del euromillón?¿o hablas con el “más pa allá”?]


Seguiría contando cosas como ésta, como la compañera de mi madre, que tiene un “mamíspero” en el patio. No, no es un animal mamífero, es un árbol, que da frutos y son anaranjados, ovalados, y se llaman nísperos. Vamos, que tiene un árbol frutal llamado níspero, aunque si ella lo dice parece que tenga un dinosaurio en el jardín.

O sacaría la lista entera de palabros o expresiones que mutamos a nuestro antojo, como por ejemplo:
- “bayonesa” o “bayoneta” en lugar de mayonesa.
- “clocretas” o “cocletas” y sus mil y una variantes más en lugar de croquetas.
- “si se vais” que no es chino, ni Torrente con eso de “bais bais chinita”, sino que es el padre de una amiga queriendo decir “si os vais”.
- “diros por ahí”, otra vez la abuela cuando nos quiere echar, “iros por ahí”.
- “como la pompa de un pino”, en vez de “como la copa de un pino”.
- “¡¡ la que está caendo ¡!” , en lugar de cayendo, cuando llueve a mares (papa, lo siento, pero esta es tuya).
- “bono-volumen” en lugar de mono-volumen (mama, no ibas a ser menos, que también tienes telita). Aunque te salva no decir “fregoneta” por furgoneta.
- “pedido”, que puede parecer que está bien dicho, pero es que no es del verbo pedir… sino de peer, en castellano “tirarse un pedo”. Esta es de mi amigo Igancio (si, Igancio, y no Ignacio), que se “pede”, el muy fisno… Cuántas veces tendré que decirte que se dice peído. (por cierto, te avisé, ¿querías guerra? Dos tazas te voy a dar)

Y ací zucecivamente, que diría un andalú.

Yo también meto zarpones de éstos, cuando se me “lengua la traba” ;)

¿Y vosotros?

No es mi mente, lo juro. Es real

Cuando he leído el titular he pensado que era coña:
Con el pene pegado a una aspiradora
Un artista enano es hospitalizado en el Festival Fringe de Edimburgo tras realizar un excéntrico espectáculo




De veras que he pensado que me fallaba la vista o que mi mente está perturbándose más de lo normal. Es mas, leyendo mis últimos post me he llegado a preocupar... joder, parezco de heineken, ¡sólo pienso en verde! Pero no, prometo que ni me falla la vista, ni mi mente está más perturbada de lo habitual y que no es que yo sea una verderona compulsiva, es que la noticia es real:

Podría parecer una leyenda urbana pero no lo es. El artista enano, Daniel Blackner, apodado Capitán Dan, el enano demoníaco, fue hospitalizado de urgencia después de atascar su pene en una aspiradora, durante la preparación de uno de sus excéntricos espectáculos en el conocido Festival Fringe de Edimburgo (Escocia).
El incidente se produjo cuando Capitán Dan, el enano demoníaco, que forma parte de la compañía del Circo del Horror, preparaba un espectáculo en el que debía atravesar el escenario con su pene dentro de un tubo de aspiradora.
El dispositivo que unía el aparato con el miembro viril se soltó y el Capitán Dan intentó repararlo con un pegamento muy fuerte. Blackner dejó secar el pegamento durante 20 segundos, en lugar de los 20 minutos recomendados. Al "conectarse" a la aspiradora antes de entrar al escenario, el pegamento no se hallaba seco por lo que su pene se adhirió al aparato.
El artista enano fue llevado de urgencia a un hospital de Edimburgo, en el que su personal logró liberar su órgano sexual después de una hora de esfuerzos.
"Me encontré pegado a una aspiradora, sobre una silla de ruedas", dijo Blackner, quien aseguró que se trató del "momento más molesto de mi vida". "Habría querido que se me tragara la tierra. Felizmente, se ocuparon de mí rápidamente y la molestia no duró mucho".

Adjunto foto que avala que la historia es real y no producto de mi imaginación. Juro que, aunque trasteo con el photoshop, esta imagen no ha salido de mis manos.

El cuarto mandamiento

- ¿Eres feliz?
- Hombre... pues lo intento.
- ¿Y eso cómo se hace?
- Pues... yo sigo mis mandamientos.

PRIMERO- Sonríe. Sonríe siempre que puedas, no dejes pasar un solo día sin una sonrisa. Ríete, ríete hasta de tu sombra pero sobre todo de tí mismo.
SEGUNDO- Relájate. Respira, no te agobies y deja que fluya. No hay nada que no se solucione, aprende a calmarte. Y vaguea, tómate tu tiempo, que el mundo no se para porque tardes un minuto más.
TERCERO- Practica sexo, a diario si es posible, siempre que puedas. Y si es con amor, mucho mejor.

- ¿Y cómo haces para cumplir el tercero? Sé que los otros dos los sigues al pie de la letra... pero el tercero está jodido ehhhh.
- Si, el tercero es complicado, pero para eso me he sacado de la manga el cuarto mandamiento.
- ¿El cuarto? ¿Y qué dice el cuarto?

CUARTO- Si no puedes cumplir el tercero, pásate a los trabajos manuales.

- ¿Manuales? Qué pasa, que si no follas tienes que dedicarte a pintar cuadros o a la papiroflexia? Pues mal cambio!
- ¿Qué?.... mmmmm déjalo anda.
- ¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?
- ¡¡¡QUE SI NO FOLLAS TE HAGAS PAJAS!!!

De verdad que los hay cortitos ehhh.

martes, 21 de agosto de 2007

La función.

Te escondes tras la cortina y me observas, lo se. Se que vigilas mis pasos analizando cada movimiento, buscando el fallo en el guión, el error de la actriz. Me ves actuar sobre el escenario y miras el decorado con detenimiento, las luces, la orquesta... todo forma parte de la misma obra teatral.

¿Eso crees?

Acto primero: “Soy lo que ves”.

Quizá pienses que es todo una farsa, una trama, un guión escrito por mi. Y quizá sea cierto y esta sea mi ópera prima, mi gran creación.

Si, es un teatro, mas no es ficción. Interpreto un guión escrito por mí a golpe de alma, de corazón. He escrito la historia que quiero vivir en letras moradas que huelen a sueños, y tu puedes elegir. Puedes ser espectador en butaca, mirón tras la cortina, el primero en el palco o el último en el gallinero, pero también puedes formar parte de esta obra y subir a las tablas a interpretar junto a mi un papel en mi vida. Puedes elegir, ser un figurante más o tal vez formar parte del decorado, puedes ser un secundario con acción relevante o sin ella, pero también puedes ser co-protagonista e interpretar un papel principal.

Has pagado tu entrada en taquilla y ya estás dentro del salón teatral. Ahora sólo decide qué quieres hacer. También puedes irte por la puerta de atrás y hacer mutis por el foro, pero aquí no devolvemos el dinero y esta función sólo se interpreta una vez. Es el momento de decidir.

Silencio en la sala, la función va a comenzar.

lunes, 20 de agosto de 2007

Mujeres malditas

- Patri, cuéntame otra vez lo de la ingle!!

Muerta de risa me pedía que se lo contara otra vez. Era una amiga de mi tía, la soltera. Nos conocimos hace un par de semanas y este finde hemos vuelto a coincidir. Mi tía es soltera, 47 primaveras, y su amiga tiene 50 años muy bien llevados, aparenta al menos 10 años menos, y en cuanto a su estado civil... ufff complicado de explicar. Oficialmente es viuda, pero ya estaba separada de su marido cuando murió. Despues tuvo una pareja durante diez años, lo dejaron... Muchos escarceos sentimentales, y ahora en loca soltería. Son dos solteras... iba a decir de oro, pero dejémoslo en solteras jajajajaja. Están viviendo una segunda juventud y últimamente salen bastante, a ver qué cae, a ver si ligan y tal. Vamos, como yo pero con un puñao de años mas jajajaja.

El tema es que cuando nos conocimos me pilló en uno de esos días que estoy de muy buen rollo y cada conversación suele acabar en risas mil. Y ese día salió el tema hombres (cómo no) y me puse a contar anécdotas tipo sexual, algunas mías, está claro, pero ya sabes, siempre decimos eso de "a una amiga mía le pasó..." jajajajja

- Joder, Angelines, que está ahí mi madre, ¿otra vez quieres que te lo cuente?
- ¿Qué vas a contar? - mi madre, qué oido tiene la cabrona. - Va, cuéntamelo a mi también - y se sienta, saca tabaco y nos ponemos a fumar, Angelines, mi tía, mi madre y yo, rodeada de las chicas de oro jajaj qué mujeres!
- Entonces, ¿qué quieres que quieres que te cuente? ¿lo de la ingle otra vez? Si no es para tanto Angelines joder jajajaa
- ¿Qué te pasa en la ingle? No me habías dicho nada - mi madre... hay que joderse. Me van a hacer contar intimidades sexuales con mi madre delante. No sería la primera vez (ni la última). En momentos como éste me alegro de tener los padres que tengo, no hay tabues con ellos.
- Pues nada mama, que el otro día le conté a Angelines una cosa que le pasó a una amiga (no cuela, pero bueno) y le hizo mucha gracia.

Pistoletazo de salida, de nuevo saco el repertorio de anécdotas con contenido sexual. Lo que iba a ser sólamente rememorar lo de la ingle se convirtió en el repertorio entero y en un dolor de tripa provocado por la risa.

Resulta que "esta amiga mía" estaba con un chaval en su casa, en su sillón, y los dos más calientes que los palos de un churrero. Supuestamente él tenía experiencia en los lances del "amor", ella menos, pero se defendía. La cosa se calentó y acabaron en la cama. A la hora de rematar el tío se pone el condón (con bastante dificultad, por cierto), se sitúa sobre ella y.... "¿la tengo dentro?". La madre que me parió! el experimentado! dos horas pa ponerse un condón y luego pregunta si la tiene dentro? bueno vale, a lo mejor está nervioso... pero cuando empieza a moverse y darte golpetazos en la ingle con la punta de la polla ya es demasiado. ¡¡ Que me estás dando el la ingle, coñoooooooo!!!
- Seguro que encima era de los que después te preguntan "Qué tal he estado, amor?" - Angelines, medio ahogada de la risa.
- Claro, y entonces es cuando tu le dices "Ha sido genial" cuando en realidad estás pensando "Genial? me cawen la puta, si me has hecho polvo la ingle so cabrón! la tengo dentro, la tengo dentro... en pocos hoyos has metido tu!"
- ¡¡Cuenta lo de ese que se la dobló!! - Mi tía... hay que joderse. Mi madre me mira divertida y con cara de pícara (de alguien debí haberlo heredado), y las dos a dúo - Cuentalooooooooooooo!!
- La madre que os parió... estáis muy mal ehhh!! Pues sobre esta historia he hecho investigaciones posteriores, que lo sepais, he vuelto a preguntarle a mi amiga cómo es eso que se la dobló.
- ¿Qué se le dobló?
- Joder mama, qué va a ser?? ¡La polla! Resulta que la tía, por cierto, de vuestra quinta, se estaba tirando a un tío y estaba ella arriba, dale que te pego, y de repente el grita “Ostia paraaaaaaaa paraaaaaaaaaaaaaa!! Diooooooooos qué dolorrrrrrrr!! Me la acabas de doblar!!”
- ¿Pero cómo se la va a doblar? Andaaa andaaa, eso es que no la tenía en su punto.
- Eso le pregunté yo a ella, pero dice que sí, que la tenía que partía almendras.
- ¿Y entonces?
- Pues yo que se, pero vamos, que debe ser el tío, porque dice ésta que cada vez que se lo tira les pasa algo, la última vez la acusó de tener una “vagina mordedora”
- ¿Vagina mordedora? ¿Y eso qué es? Explícate – jajajajaja aquí ya no solo se morían ellas de la risa, yo también. Me acordaba de mi amiga contándomelo. Ella dice vagina mordiente, pero a mi me hace más gracia mordedora, pienso en una piraña jajaja me parto!
- Pues nada, otra vez que se lo está tirando y al acabar le dice él como un energúmeno y con la polla en la mano “miraaaaaaaa, miraaaaaaa!! ¡¡Dos puntos de sangre!! Tu coño tiene algo raro ehhhhhhhhh!! Me muerde!!” – aquí ya no se sabía si reían o lloraban (de la risa, por supuesto).
- ¿Pero cómo le va a morder? – una de las tres Marías.
- Y yo que sé! Yo no lo se, no se si eso de las vaginas mordedoras existe o es una leyenda urbana, pero a esta tía le pasa.
- A ver si fue un pelo... – mi madre.
- ¿Un pelo? Mama, cómo va a ser un pelo? A ver, explícate.
- Si joder, lo mismo tenía un pelo atravesado jajajajaja – esta mujer se dopa, como pa darla de fumar como la última vez.
- Mama, deja el lexatín eh, que te está afectando. ¿Un pelo? Ni que tuviera alambres de espino en el coño, no me jodas!
- Pues eso tiene que ser por algo, pobre hombre, se la dobla y encima se la muerde.

Pues si, pobre hombre. Será por eso que ya no son folla-amigos. A todo esto pasó por al lado nuestro mi primo, escuchó y se fue por donde vino.

- No quiero escuchar esto, que me da miedo.
- Eso si, vete anda, que vamos a contar lo del hermano de Juanma.
- Jajajaja mama, te dejó marcada eh.
- No tanto como a ti jajajajjaa

Resulta que Juanma es mi cuñado, el novio de mi hermana, que a su vez tiene dos hermanos. Y el otro día me contó que su hermano Dani es un trípode. En palabras de mi cuñao “tremendo, lo de mi hermano no es normal”.
- Joder Juanma, qué callao te lo tenías... Oye, cuándo se viene el Dani y nos tomamos algo?
Lo típico, empecé a picarle, a decirle que cuándo me invitaba a comer a su casa, que diera detalles, que ya no podría mirar a su hermano a los ojos, sino más abajo y con mirada sucia...
- Pero a ver tío, ¿cuánto para ti es “tremendo”? Vamos, detalles, centímetros. Por cierto, ¿es genético?
Me saqué de la manga una batería de preguntas medio en coña medio en serio investigando los encantos ocultos del Dani.

- Si si, le hizo ponerse al chico hasta colorao.
- ¡Qué va, mama! Si la que se puso colorada fue mi hermana cuando le pregunté si era genético... por su sonrisa supe que si!! Jajajaja
- Si ya, pero tu esa noche tuviste sueños húmedos ehhhhh

Pues sí, supongo que los tendría, pero como cualquier otra noche.

- ¿Y lo del tope qué?
- Ostia mama, eso si que me impactó.
- ¿Qué es lo del tope? – Angelines, joder con Angelines jajajjaa
- Pues na, que me contó mi cuñado que tuvo un compañero de curro que tenía también tres piernas. Pero éste mucho mas exagerado que su hermano. Y contaba que para no hacerle daño a su chica tenía que anudarse un trapo en la base de la polla para hacer tope.
- Jooooooder – no os imagináis la cara que puso Angelines.
- ¿Pero eso es verdad? – mi tía, que hablaba poco, yo creo que estaba tomando nota de todo jajajaja
- Si, ya lo he oido a varias personas, que se tienen que poner tope. El tío este dice que se iba de putas, a una cubana o algo así, que era gordota y caderona, y era a la única que se la podía clavar entera. Pobre, no disfrutaba con lo del tope.
- Vaya tela.

Pues si, vaya tela. Conté más cosas, me obligaron, y ellas también contaron algunas, pero pocas. Parecía una puesta en común, nos faltaba tomar apuntes. Y entonces me acordé de una conversación no hace muchas noches, mujeres malditas alrededor de unas jarras de sangría.

- Joder, me estais recordando a una conversación muy divertida que tuve hace unas semanas con unas colegas.
- ¿De qué hablabais? – Angelines... ¡qué tia! - ¿De sexo también?
- Claro, además salieron estos temas, pero me estáis recordando a cuando una de las colegas explicaba al resto cual era la mejor postura para que te dieran por culo, con un cojín y tal, vamos, que le faltó hacernos un croquis.
- ¿Con un cojín? A ver a ver, cuéntamelo mas en detalle, que tomo apuntes...


Luego dicen de la juventud... está visto, que para ser malditas no importa la edad.

domingo, 19 de agosto de 2007

Donde vas triste de ti.

Tenían sueños parecidos, proyectos de vida que se asemejaban mucho. Se conocieron, se enamoraron, y lo que antes fue un sueño propio pasó a ser un sueño común. Comenzaron un camino juntos siempre con los ojos puestos en la meta, en su sueño.
Hubo quien pensó que desistirían, que como dijo Calderón “los sueños, sueños son”, y que en sueño se quedaría todo aquello de lo que hablaban.
Lo compartían con la gente que apreciaban, querían hacerlos participes de ese, su sueño. Querían compartir la felicidad de haber comenzado un camino juntos hacia el sueño de los dos.
Algunos les llamaron locos… Les apodaron “Los Idealistas”, dicho en tono despectivo… aseguraban que lo que ambos soñaban era una locura que jamás lograrían, que vivían en las nubes y que eso les haría infelices. Les decían que ya tenían ganas de complicarse la vida. Y es que ambos vivían bien, no podían quejarse. Estaban estabilizados tanto económica como sentimentalmente, y su vida podría ser el sueño de cualquier otra pareja. Pero es que aquello no era su sueño, su sueño estaba unos cuantos pasos mas adelante. Su sueño estaba al final de un largo camino, lleno de obstáculos, pero con un premio final: SU felicidad.
Hubo momentos de debilidad y desanimo en los que las opiniones del resto parecían cobrar razón. Pero entonces algo o alguien les hacia una señal para que siguieran el camino sin temor… salvarían los obstáculos.
Anoche, entre copas, el me contaba que un día tuvo una revelación: “Era un día gris, llevaba toda la mañana lloviendo y no podíamos trabajar fuera, así que nos quedamos los tres en la cama, jugando. Íbamos vestidos con ropas viejas y de abrigo, hechos un asco… se suponía que íbamos a currar. Pero a pesar de que no podíamos por las inclemencias del tiempo, todo era fiesta, risas, achuchones, abrazos… entonces de repente lo supe. Estaba en el camino adecuado y me estaba acercando mucho a mi sueño, a nuestro sueño. Estaba feliz, no me hacia falta nada mas. Tenía en mi cama a mi mujer y a mi hija, estábamos en una pequeña choza en mitad del campo, en mitad de la nada, sin luz ni agua corrientes, vestidos como indigentes, y no quería nada más. Me sentí el hombre mas feliz del mundo y supe que lo conseguiríamos, que haríamos realidad nuestro sueño a pesar de aquellos que seguían llamándonos idealistas con tono de desprecio”.
Me lo contaba con los ojos inyectados de ilusión… jamás le he visto hablar así. Siempre ha sido un tío de aspecto duro, borde e incluso desagradable. Es solo su aspecto, pues en el fondo tiene un corazón enorme y es de las mejores personas que puedas conocer. No esperes una caricia, un abrazo o un beso… rara vez te lo dará públicamente. Pero tiene maneras de demostrar su afecto, y lo hace, vaya si lo hace. Ayer estábamos con gente, pero cuando me contó esto nos habíamos apartado un poco. Se que siempre he sido especial para el, y el para mi. La sangre tira y aunque en épocas de nuestras vidas hayamos estado más distantes, siempre hemos sabido que el otro estaba ahí. Hablaba mirándolas, “las mujeres de su vida”… brillaban, las dos brillaban iluminadas por la luz de su mirada. Me pareció ver que una lágrima acudía a sus ojos…pero rápidamente me sonrió, me abrazo y me dio un beso:
- Prima, tienes que venir mas por aquí, te lo digo en serio.
- Si, ya, para que luego te infles a darme tobas y a soltarme borderías – le dije guiñándole el ojo y dándole un codazo cariñoso – Claro que vendré. Aquí se esta genial. – si, si que se esta genial, se respira entusiasmo, alegría… felicidad.
Enseguida cambio de tema… creo que los dos estábamos un poco emocionados, y el alcohol empezaba a hacer mella en nosotros. La orquesta que estaba actuando en la plaza empezó a tocar algo cañero, una canción de Los Suaves, estaban bastante rock&rolleros, genial… y nos pusimos a cantar y bailar como unos locos jajajjaa saltábamos y gritábamos la canción mirándonos cara a cara, a centímetros… “Las vueltas que da la vida, el destino se burla de tí. Dónde vas bala perdida, dónde vas triste de tí. ¡¡Dónde vas triste de ti!!” jjajjajaa me reí como nunca con el, se le desencajaba la cara cantando a voz en grito las canciones que le recordaban a su época rebelde, a sus años locos… y yo sonreía mirándole pensando que si, que la vida da muchas vueltas y que a veces el destino intenta jodernos… pero no es un bala perdida y sabe muy bien donde va. Va camino de su sueño, y estoy tan segura como que respiro en este momento, de que lo conseguirá.

Les admiro, a los dos, a su mujer y a el. Y cuando a veces dudo de mis propios sueños, cuando estoy desesperanzada… pienso en ellos. La vida es sueño si, amigo Calderón… pero los sueños no son sueños, los sueños son realidades que están al alcance de cada uno. Solo hay que echarle ilusión y decisión para conseguirlos y saber que si quieres algo de verdad tienes que ir a por ello sin miedo, a pecho descubierto, sabiendo que podrán herirte, que habrá caídas, que te llamaran loco, idealista o infeliz, pero que lo conseguirás.

Primo, hoy no leerás esto, pero algún día te lo diré, cara a cara, cuando tengamos la realidad de tus sueños delante. Entonces te diré que estoy muy orgullosa de ti y que para mi eres un ejemplo a seguir.

viernes, 17 de agosto de 2007

Volver a llorar... volver a sentir.

Hoy es un día gris. A pesar de ser agosto el aire es fresco y ha llovido. Me gustan estos días, pero a veces me ponen nostálgica.
Hoy he pensado en aquella tarde... esa que no se si sale de mi recuerdo o de mi imaginación. Esa que me gustaría vivir contigo en este instante.
Cuánto añoro en días como hoy unos brazos que me arropen y unos labios que besar. Y me evado, y salgo de mí misma, y vuelo hacia esa tarde que sale de mis sueños...
Abrazada a tí en un sillón pasando mi fría nariz por tus mejillas...me rodeas con tus brazos y me aprietas contra ti. Me aparto y te miro, a los ojos... No puedo creerme que sea real, no puedo dejar de sonreir, con la mirada, sonrío con la mirada, sonríe mi alma. Y te beso, y me besas...y pasan horas eternas entre caricias... tu piel, tu pelo... toda mi ternura florece y te la entrego con cada beso, con cada mimo. Estaría así eternamente, solo mirándote, respirándote.
Las caricias comienzan a buscar lugares donde esconderse... tus manos se adentran en mi y me dejo ir... ahora soy marioneta en tus manos que se mueve al son de la música que tocan tus dedos. Puedes hacer de mi lo que quieras, porque en estos momentos soy tuya, no quiero ser otra cosa que tuya, no quiero tener conciencia de mi, sólo de ti. Sólo quiero sentirte y saberme tuya. Y las caricias no bastan y nos unimos en un lazo, en una danza...y sujetas mis manos contra el sillón, y mis ojos buscan los tuyos, y se encuentran... y me besas y me haces el amor, y me siento llena, llena de ti... Y mientras los dos volamos entre nubes nos abrazamos... mil besos que nos cubren... más caricias que no se acaban...
Y entonces lloro, lloro como aquella tarde, como las que vinieron después. Lloro como ya lloré una vez y como volveré a hacer.
Quisiera volver a llorar así. Contigo. Por ti. Quiero volver a sentir lo mismo que en aquella tarde gris.

A golpe de palabra

En la cola de la caja, en un supermercado cualquiera. Un niño y una niña de 5 y 7 años respectivamente. Se dan codazos el uno al otro mirando a la cajera, una jovencita normal, con unos kilos de mas... de repente el niño dice:

- Oiga, señora... ¿está usted enferma?

- No bonito, no estoy enferma - responde cariñosamente la cajera, sorprendida ante la pregunta del chiquillo. No sabe a qué se refiere, pero les sigue observando curiosa.

- Pero... usted tiene una enfermedad, ¿verdad que si? Y se va a morir.

- No niño, no estoy enferma ni me voy a morir, ¿por qué crees eso?

- Porque está usted gorda, debe tener una enfermedad muy grave y por eso está gorda y se morirá... da asco estar gorda.

Cara de alucine de la cajera, de la gente que había escuchado a un niño de 5 años decir eso, y sobre todo cara de vergüenza la madre del retoño.

Silencio. Madre en silencio, hijos en silencio, cajera en silencio... todos callados ante el comentario del chiquillo. Vergüenza propia en unos, ajena en otros. Silencio, cuando en realidad alguien debería haber dicho:

-Señora, no se avergüence por su hijo, tiene sólo 5 años. Pero avergüéncese de usted misma, por no ser capaz de enseñarle educación y respeto a su pequeño. Gracias a gente como usted y su manera de enseñar a sus hijos estamos creando monstruos, monstruos que escupen dardos envenenados y que pueden llegar a hacer mucho daño con un solo comentario. Quiza el descaro de su hijo acabe de provocar en esa joven una grave enfermedad (léase bulimia, anorexia...), y esta vez si, su hijo tendrá razón, le llevará a la muerte.

En esta escena (real) fué un niño el que hizo un comentario hiriente sin reparar en ningún momento si era adecuado o no hacerlo. Pero en miles de situaciones son personas adultas las que hablamos sin pararnos a pensar lo que estamos diciendo, sin pararnos a pensar si un simple comentario inocente puede ser un golpe bajo para alguien.

"Hablar es gratis, pero puede costar muy caro"

Nota: el tema de este post no es ni la obesidad, ni la anorexia, ni la bulimia, simplemente es una situación que tuve ocasión de ver con mis ojos y que me sirve para explicar que la gente muchas veces habla por hablar sin pensar que puede hacer muchísimo daño. Deberíamos pensar dos veces antes de decir ciertas cosas... hay palabras que hieren mucho más que puños, y los cardenales de un golpe se curan... las heridas internas tardan múcho mas en cerrarse, si es que lo hacen.

miércoles, 15 de agosto de 2007

Una página marcada

Hacía mucho que no leía… no se, creo que le había dado prioridad a otras cosas y se me amontonaban los libros sin abrir en la estantería. Se me estaba olvidando ese placer de sentarte en silencio en cualquier rincón, con la sola compañía que un libro y sumergirme en sus páginas, olerlas, bebérmelas… vivirlas. A veces se ha parado el mundo y ha quedado todo en absoluta oscuridad y silencio, y sólo estaba yo, yo con la historia que tenía entre mis manos. Echaba de menos ese placer.

Ayer lo retomé. Tenía varios libros en la estantería… alguno aún envuelto en su plástico esperando a ser descubierto… otros a medio leer, que debí dejar abandonados porque no era su momento. Cada libro tiene un momento y ayer pasé mis dedos sobre ellos pensando qué momento era éste y cuál el libro apropiado. Como ya pasó una vez (o quizá cientos) ayer fue el libro quien me eligió a mi y no yo a él. De nuevo Paulo…Descubrí a Coelho con “El Alquimista” y me engancharon sus mensajes ocultos. Meses más tarde (o debería decir “libros más tarde”) elegí “El Zahir”… también debió ser el momento, porque en esos días un zahir ocupaba mi mente. Pero por alguna razón no me convenció ese libro, no me llenó como otros… pudo ser porque mi zahir personal tampoco me llenó.

Mis dedos se pararon en él… estaba envuelto en su plástico, esperándome. “Ser como el río que fluye”, algo que siempre he pensado… “be water my friend” como dijo Bruce Lee… somos como el agua, la vida es como el agua, que fluye y fluye desde que nace hasta que muere en algún mar, y de nuevo el sol vuelve a evaporarla, y vuela a las nubes hasta que de nuevo cae. Sólo hay que dejarse llevar, dejar que fluya.

Comencé a leerlo. No es un libro típico… es una recopilación de pequeños relatos, pero siendo su autor el amigo Coelho, ninguno tiene desperdicio, todos tienen su “aquél”.

Tengo una mala costumbre (o quizá sea buena), y es que cuando leo algo que me llega, marco la hoja, para volver a releerlo en cualquier otro momento. No llevo ni medio libro y tengo más de diez hojas dobladas. Hoy me apetece compartir una de mis “marcas” en el libro… dudo entre dos, “La historia del lápiz” y “Mi entierro”. Ambas se identifican muchísimo con mi forma de pensar, pero la que más me toca en el momento personal es la segunda.

MI ENTIERRO (por Paulo Coelho)

El periodista del Mail on Sunday se presenta en el hotel de Londres con una simple pregunta: si yo muriera hoy, ¿cómo sería mi funeral?
La verdad es que la idea de la muerte me acompaña todos los días desde 1986, cuando hice el Camino de Santiago. Hasta aquel momento, la idea de que todo pudiese acabar un día era aterradora; pero en una de las etapas de la peregrinación, hice un ejercicio que consistía en experimentar la sensación de ser enterrado vivo. El ejercicio fue tan intenso, que me hizo perder por completo el miedo y pasar a encarar la muerte como una gran compañera de jornada, que está siempre sentada a mi lado, diciendo: “Voy a tocarte y tú no sabes cuándo; por tanto, no dejes de vivir de la forma más intensa posible”.
Por eso, nunca dejo para mañana lo que pueda vivir hoy… y en eso van incluidas las alegrías, las obligaciones para con mi trabajo, las expresiones de perdón cuando siento que he herido a alguien, contemplación del momento presente como si fuera el último. Puedo recordar muchas ocasiones en que sentí el perfume de la muerte: el lejano día de 1974, en el Aterro do Flamenco (Rio de Janerio), cuando el taxi en el que me encontraba fue detenido por otro coche y un grupo de paramilitares salió con armas en la mano, me pusieron una capucha en la cabeza y, aunque me aseguraron que nada iba a pasar, tuve la seguridad de que sería uno de los desaparecidos del régimen militar.
O cuando, en agosto de 1989, me perdí en una escalada por los Pirineos: miré los picos sin nieve y sin vegetación, me pareció que no iba a tener fuerzas para regresar y concluí que hasta el verano siguiente no descubrirían mi cuerpo. Al final, después de vagar muchas horas conseguí encontrar una senda que me llevó hasta una aldea perdida.
El periodista del Mail on Sunday insiste: pero, ¿cómo sería mi entierro? Bueno, pues, conforme al testamento ya redactado, no habrá entierro: opté por la cremación y mi mujer esparcirá mis cenizas en un lugar llamado O Cebreiro, en España, donde encontré mi espada. Mis manuscritos inéditos no se podrán publicar (me asusta el número de obras póstumas o baúles de textos que los herederos de artistas, sin el menor escrúpulo, deciden publicar para ganar algún dinero; si no lo hicieron mientras estaban vivos, ¿por qué no respetan esa intimidad?). La espada que encontré en el Camino de Santiago será lanzada al mar, con lo que regresará a su lugar de procedencia. Y mi dinero, junto con los derechos de autor que sigan recibiéndose durante los cincuenta próximos años, se destinarán íntegramente a la fundación que he creado.
“¿Y su epitafio?”, insiste el periodista. En realidad, como seré incinerado, no tendré esa famosa piedra con una inscripción, ya que las cenizas se las llevará el viento, pero, si tuviera que elegir una frase, pediría que se grabara allí lo siguiente: “Murió mientras estaba vivo”. Puede parecer un contrasentido, pero conozco a muchas personas que ya han dejado de vivir, aunque sigan trabajando, comiendo y realizando sus actividades sociales de siempre. Lo hacen todo de forma automática, sin comprender el momento mágico que cada día trae consigo, sin pararse a pensar en el milagro de la vida, sin entender que el próximo minuto puede ser su último momento en la faz de este planeta.
El periodista se despide, me siento ante el ordenador y decido ponerme a escribir. Sé que a nadie le gusta pensar sobre este asunto, pero tengo un deber con mis lectores: hacer que mediten sobre las cosas importantes de la existencia. Y tal vez sea la muerta la más importante de ellas: caminamos hacia ella, nunca sabemos cuándo nos tocará y, por tanto, tenemos el deber de mirar a nuestro alrededor, agradecer cada minuto, agradecer también que nos haga pensar en la importancia de cada actitud que adoptamos o dejamos de adoptar.
Y, a partir de ahí, dejar lo que nos mantiene como “muertos vivos” y apostarlo todo, arriesgarlo todo, por las cosas que siempre soñamos con realizar.
Ya que el Ángel de la Muerte está – queramos o no – esperándonos.

martes, 14 de agosto de 2007

La llamada (II)

Lo que me faltaba... no sólo "el inglés" ha seguido llamando durante toda la semana pasada y ésta (y yo entendiéndome con él como he podido) sino que encima mi jefa se ha ido de vacaciones y me deja a mi el marrón de atenderle ... claro, es un cliente, pero cojones, no soy la última en entrar?, la novata? que se lo hubiera metido a la perra vieja, que tanto sabe... ahh se me olvida que no tiene ni puta idea de inglés, ni hello sabe decir... cawenlaostia (I me shit in the host). Le ha dado mi mail de empresa y ahora además de speak with him tengo que write to him. Pero lo mejor no es eso... lo mejor es que yo pensé que era un hijo de la Gran Bretaña, o yo que se, americano por lo menos... nada más lejos de la realidad.. con razón no le entendía cuando me cantaba su nombre... se llama Chen Xiao Jie y es de Shanghai, tócate los cojones ( o You touch the testicles!) Jack Chen para los friends... The mother who gave birth to me!! (o la madre que me parió!).
Que ahora nos comuniquemos vía mail tiene ventajas y desventajas... desventajas todas, que me estoy comiendo el marrón without eating it, to drink it/ sin comerlo ni beberlo. La ventaja, como ya estais comprobando es que he agregado a favoritos un traductor inglés/español y viceversa... y por lo menos lo que no pillo lo traduzco, y lo que no recuerdo cómo se dice, pues idem.
Espero por mi bien que sea un cliente ocasional... porque me veo aprendiendo Chino, y ya es lo que me faltaba!
But every cloud has a silver lining (o no hay mal que por bien no venga, más o menos) y esto me va a venir bien para refrescar un poquito my very very forgotten english... or at least to improve my spanglish! Toma castaña!

Por cierto: I am searching an english personal teacher...Does someone offer?There are no volunteers? I will pay well ... in meat! jajajaaaaaaaaaaaaa

domingo, 12 de agosto de 2007

Maldita Fisica

He sacado la balanza y la he puesto sobre la mesa. Me he quedado mirándola un instante, tomando conciencia de lo que iba a hacer. Sabía hacia qué lado se inclinaría el peso, pero quería verlo con mis propios ojos.

He tomado el saco de los pros… cuidadosamente he ido poniendo uno a uno sobre el plato derecho. Hay muchos, grandes y bellos… se ven tan bien así que tentada he estado de no sopesar los contras, tentada he estado de cerrar los ojos e ignorar el resto. Pero no lo he hecho, no debo hacerlo. He vuelto a meter mi mano en el saco de los contras y decidida, pero apenada, los he ido sacando, despacio, uno a uno, analizándolos, palpando con mis manos sus formas, sus picos que tanto daño pueden hacer. El plato izquierdo ha empezado a llenarse.

Ha habido un momento en que la balanza se ha equilibrado y entonces he deseado que al meter de nuevo la mano en el saco no encontrara nada más. He deseado con todas mis fuerzas el equilibro entre todo lo bueno y todo lo malo que tiene lo nuestro. Pero al volver a buscar dentro del saco encontré algo grande, enorme, un abismo que crecía y menguaba según el momento. Mi pulso ha temblado al depositar la distancia en el plato izquierdo y mis ojos han tragado una lágrima que no ha querido salir.

La distancia ha inclinado de golpe la balanza completamente a la izquierda. Los contras pesan más que los pros.

Me he quedado quieta mirándola con desprecio, con rabia… he girado mi vista hacia el lado derecho y he recorrido uno a uno los pros que descansan sobre el plato… valen mucho, mucho más que todos los contras juntos, incluida la distancia, pero pesan menos y su fuerza no es suficiente para ganar la batalla. Lástima… y que la balanza sea el símbolo de la justicia… hoy no me parece justa.

La física es así, dos mas dos son cuatro. Nunca se me dio bien la física, nunca la entendí, siempre fui incapaz de razonarla, nunca entendí de donde sacaban las fórmulas para llegar al resultado final. Yo siempre preferí crear mis propios caminos para llegar al resultado más aproximado, aunque no fuera el exacto. Hoy sigo sin entenderla.

He roto la balanza…la he empujado con todas mis fuerzas y lo he tirado todo al suelo… no voy a recogerlo. Ojalá un solo golpe pudiera quebrar la distancia, pero me temo que no es así, y aun quebrada, pesaría lo mismo.

Quizá recoja la esperanza y la guarde en una caja… quizá no lo haga. Me gustaría tener una bola de cristal y ser bruja de verdad, ver lo que debemos hacer y evitar todo esto. Pero no lo soy. Y hoy no me fío de mi intuición, no del todo. Mi intuición me dice que haga lo que he hecho, que rompa la balanza y ni mire, ni escuche, ni vea… que sólo sienta, que sienta a mi corazón y todo irá bien. Pero la física, esa que no entiendo nunca, me dice que no hay nada que hacer, que las fórmulas son perfectas y cerradas y no hay cabida a excepciones, que dos mas dos nunca puede ser tres.

Hoy odio a Einstein, a Newton, a Edison, a Ohm, a André Marie Ampére e incluso a Galileo Galilei. Malditos físicos, maldita física.

viernes, 10 de agosto de 2007

La rotonda

Ayer por enésima vez casi me enviste un camión por culpa de una puta. Si señor, he dicho bien, ¡¡ por culpa de una puta !! Cuando no es un camión es un coche, si no una moto, y un día casi me enviste un ciclista, y la culpa de todo la tiene la prostitución.

Resulta que en la última rotonda que tomo antes de llegar al polígono donde trabajo hay dos puestos fijos de putas. Yo creo que se han ganado la plaza por oposición, como los funcionarios, porque al principio cada día había un par de putas distintas (una rubia y una morena, pili y mili, las virtudes...) y al cabo de un par de semanas se quedaron con la plaza fija la rubia y la morena. Eso sí, esta rotonda es “Europa del este”, está tomada por rusas, rumanas o polacas. Y es que las entradas y salidas a mi ciudad están tomadas por la prostitución (y por los munipas, claro) y según por la zona por la que vayas las putas son de una u otra nacionalidad. Tenemos Europa del este, América Latina y el Africa Negra. Es como hacer turismo por el mundo, lo único que no sueles ver monumentos... sino putas.

Centrémonos en el tema que hoy nos ocupa: mi posible aplastamiento por camión por culpa de las putas. Aunque tengo que reconocer que realmente ellas no tienen la culpa, sólo están trabajando, satisfaciendo una demanda que debe ser bastante fuerte porque ya digo que se rifan las rotondas con más tráfico (recordemos que la rotonda en cuestión está en una carretera de polígono industrial... curritos y camioneros a puñaos). La culpa es de los cerdos. No no, de los cerdos que van en los camiones al matadero no... de los cerdos que los conducen. Cualquiera diría que algunos no han visto a una mujer en su puta vida... que lástima. Es curioso (mejor diré frustrante) que tenga que tirarme entre dos y cinco minutos de reloj parada para poder incorporarme a la rotonda, porque los capullos de turno aminoran la marcha con objeto de poder observar mejor a las pobres putas que están ahí torrándose al solitrón de agosto ahora, o pelándose al frío de enero en invierno, pero eso sí, siempre tan ligeritas de ropa, haga los grados que haga. Y estar parada cinco minutos no es lo peor... de hecho alguna vez me entretengo observando los coches que paran y el espécimen que llevan dentro, y me sorprendo. Hay de varios tipos:
- Currito recién salido de currar (sí, y sin lavar) y normalmente con la mujer y los niños esperándole al calor del hogar, que por un módico precio se va “lavadito” a casa.
- Cuarenton/cincuenton, medio calvo, sudoroso y con gafas (no se por qué, pero siempre son así) sentado en su coche aparcado a 10 metros de donde están las putas. Sólo se le ve la cara de obseso salidorro y un ligero (o enérgico, depende del momento) movimiento de brazo arriba y abajo. Exacto, es lo que estás pensando, un voyeur haciéndose un cinco contra uno mientras las mira pasear acera arriba, acera abajo... Menos placentero que la mamadita que se lleva el currito, pero más barato y con menos riesgo de contagio.
- Jovencitos (solos o en grupo) que paran a preguntar a la puta cuánto vale un completo, pero solo por vacilarla, porque no llevan ni cinco euros en el bolsillo, y no sé cómo andará la tarifa, pero yo que ellas por cinco euros no les daba ni la mano.
- Jóvenes, con buen coche y de buen ver. Éstos si que me parecen curiosos. Son los típicos tíos que no te importaría que te tiraran los trastos y acabar en la cama con ellos... Pero ligar debe ser muy duro y prefieren pagar. Deben seguir la misma teoria que un colega mio, que me dice que le sale más barato irse de putas que invitar a una tía al cine, a cenar, a unas copas para luego mal follársela y encima tener que hacerla mimitos. La puta no pregunta, no quiere mimos, cobra lo estipulado en tarifa, folla y fuera.

Seguro que se me escapa algún prototipo de putero, pero yo creo que estos son los mas standarizados.

A mi ya no me sorprende verlos, los veo todos los dias, por la mañana y por la tarde... y la verdad es que no me molestan, allá ellos con dónde meten la polla. Lo que me jode es que cualquier dia me va a dar un hostiazo uno en la rotonda y entonces no respondo...

Otras veces me pregunto si nosotras seríamos igual que ellos si las rotondas se llenaran de putos. A ver... sabemos que la prostitución masculina existe, pero no está tan extendida y desarrollada como la de mujeres, que es el oficio más antiguo del mundo. Y son más discretos, no se... yo nunca he visto un puto en una rotonda. Y si los hubiera... ¿haríamos como los hombres? ¿Saldríamos “a putos” cuando no tenemos otra cosa que hacer?
Recuerdo que una vez hablando con unos amigos uno contaba que cuando cumplió los 18 el regalo de su padre fue llevarle de putas. “Hijo, que te estrene una profesional” Eso le dijo. No me imagino con mi madre el día que cumplí la mayoría de edad yéndonos de putos... O un domingo por la tarde aburrida y/o cachonda como una perra, cogiendo el coche y yendo a cualquier rotonda a ver el catálogo “oye chato, cuánto por un completo? La lengua qué tal la dominas?? Ahhh que no hablas castellano? Qué mas da, tu úsala sólo donde la tienes que usar, si no hace falta que hables!”

En fin, que no me lo imagino yo... y demanda habría, no? Porque las tias, aunque la mayoría no lo reconozca, pensamos en sexo igual que los tíos y en épocas de sequía siempre nos vendría bien un “apañito”... pero pagando? Ufff debe ser que no lo tenemos asumido culturalmente y por eso lo vemos raro. O será porque somos mas escrupulosas para eso y en plena faena estaríamos pensando “a saber dónde ha metido la lengua éste antes” ¿eso no lo pensarán los tios? No se... pensar que hace media hora esa puta estaba con otro cerdo en otro coche haciéndole quién sabe qué... ufff si es que lo pienso y se me revuelven las tripas.
¿Y cuanto cobrarían? No se, tengo curiosidad... no se lo que cobra una puta, la tarifa estandar (por favor, si alguno la sabe y es tan amable, que nos la detalle, si quiere en plan anónimo, prometo ponerle una banda negra en los ojos para que nadie le reconozca). Pero cuanto cobraría un tío por hacerte una comidita? Y por un completo? Y habría plus por postura? Te haría descuento si te pones tu arriba?

En fin... creo que empiezo a desvariar... debe ser el calor, o que es viernes y me queda escasa media hora para volver a pasar por la rotonda de las putas camino a casa.

Este post se lo dedico a las putas de la rotonda de mi curro... lo que tienen que aguantar las pobres.

jueves, 9 de agosto de 2007

Metrosexual Vs Macho Iberico

Adiós al macho ibérico
Las mujeres prefieren hombres con algunos rasgos femeninos para una relación duradera
Un estudio revela que las mujeres prefieren hombres con algunos rasgos femeninos en lugar de aquellos que muestran un aspecto muy masculino. La razón es que no son vistos como buenos candidatos para una relación permanente, según señala la revista Personality and Individual Differences.



Esto fue lo que leí ayer en un periódico digital. Mi opinión personal (lo se, nadie me ha preguntado, pero me sale de “la pepitilla” hacer un comentario):

GILIPOLLEZ SUPREMA.

De verdad que yo lo flipo... ¿a quienes preguntan cuando hacen las encuestas? Desde luego a mi no (ni falta que hace tampoco, ya me manifiesto yo sin que me pregunten).

¿De verdad a las mujeres en general les gustan más los hombres con rasgos femeninos? Cuando leo “con rasgos femeninos” pienso en los famosos y tan de moda “metrosexuales”.

Sincera y personalmente, a mi no me atrae un tipo que se pase 2 horas diarias en el gimnasio, que pase mas horas que yo en la peluquería estudiando sus cambios de look, haciéndose la cera, las cejas, los UVA y yo que sé cuántas torturas más. No me atrae un tío que cuando se vaya a dormir se ponga la mascarilla verde y los rulos, que cuando se vaya a arreglar tarde 3 horas entre que decide qué modelito se pone para parecerse a Bisbal (o peor, a Bustamante), “despeinarse” cuidadosamente, embadurnarse de cremas y gomina, volcarse encima el bote de perfume...¿sigo? Suficiente, con eso es suficiente para que un tío me saque de mis casillas y no me atraiga. A parte que para mi la atracción no debe ser tan sólo física... de qué me serviría a mi tener en mi cama a un tío como Beckham (o como cojones se escriba) si a la hora de mantener una conversación con él su temas serían algo así como qué ponerse en la próxima cena de empresa, si le quedan mejor las mechas rubias o se rapa el pelo, si la crema anti arrugas que se compró está haciéndole efecto, o el buen culito que se le está quedando a base de gimnasio.
Pues qué quieres que te diga... que se meta su cuerpazo por donde le quepa, su corte de pelo fashion y sus ropitas por donde le cojan, y se busque una barbie de gimnasio para compartir aficiones y número de tinte (como en sus buenos tiempos Guti y Arantxa de Benito).

Si los de la encuesta dicen que los preferimos para llevar una relación seria y estable... yo rompería la encuesta, porque desde luego no duraba dos días con un tío así (¿he dicho dos días? Perdón, quería decir dos horas)
Tampoco malinterpretar... no es que sea de las de “el hombre y el oso cuanto más pelo más hermoso”, ni que me muera por un macho ibérico salido de la España más profunda... pero joder, ¿un término medio no hay?

Más naturalidad, coño, y ¡menos niños de cera con arreglos postizos! Que luego os quejais vosotros cuando os acostais con un pivón y cuando se quita el maquillaje y las extensiones, el wonder bra y la braga-faja, os echáis las manos a la cabeza.

¡¡ He dicho ¡!

miércoles, 8 de agosto de 2007

Últimas noticias.

Normalmente veo el telediario de espaldas. Me siento a comer, o a cenar y pongo las noticias, pero me siento dándole la espalda al televisor.
Empecé a hacer esto cuando me dí cuenta de que me estaba volviendo insensible ante ciertas imágenes a fuerza de verlas a diario.
Todos los días nos meten por los ojos imágenes de matanzas, guerras, crímenes, accidentes... si no es en las películas es en los telediarios, y a veces creo que nos cuesta distinguir cuándo estamos viendo una escena de ficción y cuándo es una real.
Cuando ves una barbarie en una película, si, te sobrecoge, pero sabes que es una película, que no es real, que son actores y que la sangre forma parte de los efectos especiales, que la matanza que estás viendo es sólo la interpretación de un guión... entonces después te quedas fría, como si no hubiera pasado nada, porque sabes que no ha pasado. Cuando la barbarie es mostrada en un telediario... a mi me esta empezando a producir la misma sensación. Me quedo fría, parece como si fuera una película "No es real, no va conmigo, no es cierto que haya gente matándose ahora mismo en X lugar, no es cierto que ese hombre haya pegado 15 puñaladas a su mujer, no, no es verdad. No es cierto que hayan secuestrado a una niña y la hayan violado y despues asesinado... no. Es todo ficción, todo eso son secuencias de películas y las víctimas son actores". Y te quedas tan tranquila y sigues comiendo como si no pasara nada, ni si quiera ver las imágenes te quita el hambre, tu te centras en tu pollo con patatas y ensalada, y te trae al fresco estar viendo las vísceras de un camionero aplastadas en la carretera después de un accidente. Además, las cosas siempre pasan en lugares que ni conoces, y no sabes quiénes son esas personas, no son amigos tuyos, ni vecinos, ni si quiera te has cruzado núnca con ellos en la calle.
No quiero ser insensible a las cosas que pasan, no quiero ver a diario desgracias y no sentirlas, que no me recorra un escalofrío por la espalda cuando me cuentan que un piso ha salido ardiendo y una mujer de 32 años ha muerto carbonizada, que deja dos hijos y un marido.... (Alcalá de Henares, noche del 6 de agosto de 2007). No quiero que deje de rodar una lágrima por mis mejillas cuando leo en un periódico que un hombre de 32 años disparó un tiro a boca jarro a su bebe de 18 meses delante de su ex mujer y madre del bebe, en plena calle y después se suicidó (Torrejón de Ardoz, tarde del 7 de agosto de 2007).
De hecho no soy insensible a éstas noticias. ¿Por qué? Será porque me tocan de cerca, será porque conozco el barrio donde está el piso que se ha quemado, será porque conozco a vecinos de ese bloque, será porque paso a diario por la puerta. Será porque durante dos años cada viernes y sábado salía por Torrejón y pasaba por la calle Turín, donde ayer un padre tiroteó a su hija de tan sólo añito y medio, porque me senté en ese parque, en el mismo en que una madre vió como la persona que antes amaba atravesaba con una bala la cabeza de su hija... tan sólo 18 meses...

No se qué es lo que quiero decir con esto sinceramente. Tenemos derecho a la información, si... pero a veces preferiría no saber. ¿Qué nos está pasando? ¿En qué nos estamos convirtiendo los seres humanos?

martes, 7 de agosto de 2007

La llamada

A todos los que hemos trabajado en estrecha relación con el teléfono nos han pasado alguna vez cosas curiosas, por lo menos a mí, y ahora más que nunca, ya que una de mis funciones es filtrar las llamadas en la centralita.

Hay días en que el teléfono no para y apenas reparas en lo que dices. Actúas por impulsos, son frases hechas, te limitas a averiguar para quién es la llamada y cuál es el motivo de ésta, y pasársela con la información básica a algún compañero.

- La Pícara*, buenos días???........... ¿de parte?......... ¿para qué tema era?....... si, espere un segundito.

(*) No se me ocurría otro nombre jajaja pero no iba a poner el de mi empresa!

Así, mecánicamente, como un autómata vas respondiendo a todas las llamadas. Son todas calcadas, salvo cuando te llama alguien pesado, algún despistado, o alguien que se aburre... entonces es:

- La Pícara, buenos días??
- Hoooooooooooooolaaaaaaaaaaaaaaaaaa
- mmmmmm ( te das dos segundos hasta que reconoces la voz de esa proveedora pesada) Hola Pili.. te paso a Rafa?? (te quieres ahorrar trabajo porque sabes que quiere hablar con Rafa, como el resto de las otras ochocientas veces que llama)
- Si , bueno, si es para ver qué tal lleva el día, por ver si quiere tomarse un café... es que verás hoy no tenemos mucho curro y tengo que hacer unas compras y ..... bla bla bla...

Y a ti te están entrando más llamadas y te está poniendo enferma contándote su vida.... ¿es que la gente no trabaja coñooooooooooo??? Que yo tengo el telefono, la puerta y cuatro montoneras de papeles y facturas en mi mesa!!

- Oye Pili que te paso con Rafa.
- Ahhh, va.... tirorirorirooooo (no, no se le ha ido la pinza a Pili, es que me iba a decir ¡vale! Pero antes de terminar le meti la música de espera y marqué la extensión de Rafa)
- Rafiii, la Pili.... si hijo si, otra vez.... si, ya se que es una pesada...... joder Rafiii, y qué la digo? Que estas reunido??? Otra vez????........ vale pues te va a volver a llamar ehhhh, ya sabes lo pesadita que es.... venga venga... que si.... ta’ luego. (Rafa no se quiere poner y te mete a ti el marrón de quitártela de encima)..... mmmm Pili??
- Siiii, dime! No me digas, no se puede poner, verdad? Esta reunido (se lo sabe ya la pobre)
- Si hija si... ya sabes que Rafa siempre está liadísimo.... venga vale,...... vale, ......un saludo si,..... ciao.

Así siempre. Y ésta es sólo un pequeño ejemplo... hay mas y por supuesto peores, pero ésta me cae simpática después de todo jajaja pobre.

El tema es que ayer no era de estos días.... al contrario, ayer era fiesta en nuestra ciudad, pero nosotros currábamos, por gilipollas. Así que a penas sonaba el teléfono porque se pensaban que no estábamos... de repente, a media mañana, “la llamada”:

- La Pícara, buenos dias????? - Silencio largo... como lejano..... insisto – Holaaaa, buenos días????????
- ”@#¿?¡’¡’$%%% ¡ª!”|@#@€@#€..... (eso entendí... Cero!)

La madre que me parió!! Ni una puta llamada en todo el día y me tiene que tocar a mí atender una en inglés????????? A ver ahora qué hago yo, que del poco inglés que aprendí no me acuerdo de naaaaaaaaa, y lo peor de todo era hablarlo! Pero ánimo Patri, que tu puedes..... y aquí viene la batalla entre lo que piensas y lo que realmente dices :

- Mmmmm perdón??? (joder, que has dicho? Por favor, por favor, que hable español)
- Oh.... do you speak english??
- Mmmmm a little bit (que si hablo ingles?? Joooooooder joder joderrrrrrr!)
- Ok… I want speak with Mister George Rivera, please.
- With quien? Ahh si, Mister Jorge Rivera… de parte de quién? (joder joder joder, Tierra, trágame!! No soy capaz de decir dos palabras seguidas en ingles! jajajaja)
- I’m @#$·¡’?¿’ )(€#@ (no le entendí)
- Ok ok, wait a moment please... (joder joder joder… o debería estar diciendo fuck fuck fuck? Joooooooder)

Dejo al inglés en espera, marco la extensión del Mister, que además del Mister es el Gerente... Tengo que estar profesional, no tiene que notarme que estoy DESESPERADAAAAAAAA y tiene que creer que controlo la situación.... uffffffff respira respira...

- Jorge?..... Si hola Jorge... tienes una llamada.... es un inglés....
- Joder! Ufff ya se quien es... joder, pues ahora no puedo atenderle ehh.... hazme un favor, si?
- Si, claro, dime... (dios dios dios, ohhh my God! Me va a decir que le diga que no puede ponerse, que llame mas tarde... rápido piensa piensa!!)
- Dile que llame esta tarde, que yo ahora no puedo atenderle, dile que estoy reunido o algo asi.... ¿sabrás?

Trago saliva y cierro los ojos.... de esta tengo que salir con la cabeza bien alta! Miento.

- Si , claro Jorge, no te preocupes, yo me encargo (yo me encargo yo me encargo... tu lo que eres es gilipollas!! A ver cómo te entiendes ahora con el inglés, so pava!!)

Respira respira respira.... vamos a por el inglés.

- Hello??
- Yes, i’m here.
- Mmmmm sorry but Mister Rivera cannot… “atenderle” in this moment…. Mmmmm….. can you call him again this afternoon?… esto... please? (seguro, seguuuuuuuuuuuuro que estoy hablando como un indio cheroky!!)
- Yes, of course....i’ll do again this afternoon. There’s not problem. Thank’s!!
- Thank’s a ti… digo thank you (la madre que me pario!)
- Bye bye!
- Byeeee (su bye bye ha sonao a cachondeo… seguro que se está partiendoooooooo!)

Me da la risa... evidentemente después de colgar sufro un ataque de risa fruto de los nervios del momento. Justo en medio del ataque de risa aparece el Gerente.

- ¿Qué? ¿Te entendiste con el inglés??
- Yes, of course, no problem (toma ya!)
- Jajajaja, muy bien, cuando llame luego lo coges tu otra vez!

Cara de circunstancias... esto me pasa por lista. Se me cortó en seco el ataque de risa.
No voy a trasladar aquí la siguiente conversación que tuve con el inglés... era igual de mala que la anterior. Pero creo que he ganado un par de puntos con el Gerente. Creo que voy a ir ensayando y a final de año le pido que me haga indefinida y me suba el sueldo... por su puesto lo haré en inglés jajajaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Nota para mí misma: Apúntate a un curso de inglés ya mismo!

lunes, 6 de agosto de 2007

Frente al espejo.

Siempre fui cobarde.

Cuando era pequeña nunca hice nada que no debiera... siempre obedeciendo, siempre cumpliendo las normas, deberes y obligaciones... mi cobardía me impedía saltármelas, aunque en realidad tampoco quería hacerlo, porque el ser tan cobarde me impedía desear hacer eso.

La falta de valor marcó mis pasos de tal manera que si hubiera sido valiente hoy probablemente no estaría aquí, quién sabe... quizá si hubiera sido valiente hoy estaría en Australia, hablando inglés perfectamente y vendría a España de vacaciones... pero fui cobarde, no me atreví, rechacé esa oportunidad.

Fui cobarde y salí huyendo del primer tío que se me declaró... fui cobarde y perdí dos años en un trabajo que no me aportaba nada... fui cobarde y encerré años de mi vida entre cuatro paredes... fui cobarde en muchísimas ocasiones.

Pero un día tanta cobardía me superó y me revelé. Y no es que ahora sea valiente... pero soy "echá pa' alante", y aunque sea muerta de miedo, de cobardía en definitiva, soy capaz de dar pasos al frente.

Ayer alguien me dijo que soy fuerte... que ve en mí la fortaleza de querer seguir siempre adelante, de ver el lado positivo de todo, que a todo le pongo ganas y empeño... Yo le dije que no se engañara, que en el fondo bajo la máscara de fortaleza había algo frágil y sensible. Pero tiene razón, también soy fuerte, porque es cierto lo que dice, que siempre miro hacia delante, de frente, que siempre busco y encuentro el lado positivo de las cosas, incluso en los peores momentos... pero sobre todo que le pongo ganas y empeño a lo que quiero o deseo.

He descubierto que esta es la causa indirecta de mis bajones y mis decepciones... Y lo es porque le pongo tantísimo empeño a las cosas que hacen que las ganas de los demás me sepan a poco, sobre todo cuando se trata de relaciones personales (en donde incluyo todas, las de amistad, las sentimentales, las familiares...).

Cuando quiero a alguien (y donde digo quiero me refiero a todo el abanico de “quereres”) me entrego entera. Estoy ahí para todo, le pongo ganas a que la relación crezca y no ceso en mi empeño de darle a esa persona todo lo que necesite de mi... a veces incluso más. Siempre digo que doy sin esperar recibir... ¿pero acaso es verdad? No, hoy pienso que no, que es una mentira que me he inventado yo misma. No es cierto que de sin esperar porque si así fuera no tendría bajones ni decepciones cuando la gente no se entrega como yo. Pero no lo hago conscientemente, no exijo nunca que me den lo que yo doy... pero en algún lugar recóndito de mi lo espero. Y es muy difícil... soy consciente de que es extremadamente difícil que algún día llegue a sentir que alguien me aporta todo lo que inconscientemente espero.

Así que supongo que de este modo me ven algunas personas: Fuerte, echada pa’ alante y que me entrego entera. Si pongo estas características en otra persona y las observo desde afuera... reconozco que puede ser algo intimidante estar a su lado. Quizá por eso me hayan dicho mas de dos y tres veces que doy miedo y que es difícil estar a mi nivel... No lo entiendo, pero creo que se refieren a esto. Y entonces es cuando me planteo si debo cambiar y no ser como soy para no intimidar a los demás y para en definitiva no llevarme las pequeñas decepciones que me llevo por ser así. Quizá conseguiría ser un poco mas “feliz” .... pero tendría que ignorar mi esencia y lo que verdaderamente soy.

No voy a cambiar.

Alguien me dejó una vez por ese motivo, me dijo “no me veo capaz de dar lo que tu das, ni de estar a tu altura, ni de llenarte como tu me llenas a mi... sería injusto para ti que te conformaras conmigo”. Pensé que era una excusa, pero hoy lo entiendo y se lo agradezco.

Si infundo temor en algunas personas, si creen que tengo un nivel que no alcanzarán, si mi carácter decidido a veces puede causar miedo.... no es mi problema, sino el de ellos. Es más, no los quiero a mi lado, porque no me aportarán. Si yo siento que alguien está por encima de mi en este sentido, intento superarme, pongo empeño en satisfacerlo y estar a su altura si verdaderamente aprecio a esa persona y quiero estar a su lado. Si no lo hiciera sería porque no me importara esa persona todo lo que debiera, y entonces no sería justo recibir tanto sin entregar a cambio. Lo mismo espero que hagan conmigo... si no eres capaz de intentar superarte para ponerte a mi nivel, no te quiero a mi lado porque nunca darás lo suficiente y yo siempre daré más y esperaré más.

Puede sonar a “sobrada”... quien me conoce sabe que no lo soy. Esto, como todo, lo escribo para mi misma... es mirarme en un espejo y analizarme. No es una carta a nadie... a nadie que no sea yo misma. Es tratar de ver mi vida desde fuera, observarme y ver lo que soy, para tratar de ser un poco mejor.

domingo, 5 de agosto de 2007

Bailas?... baila conmigo.

http://www.youtube.com/watch?v=XXmlJQN5Pm8

Siempre me gustó esta canción... bailemos.

The world was on fire, no-one could save me but you
It's strange what desire will make foolish people do
I'd never dreamed that I'd need somebody like you
And I'd never dreamed that I'd need somebody like you
No I don't wanna fall in love
this world is always gonna brake your heart
No I don't wanna fall in love
this world is always gonna brake your heart
..with you
What a wicked game to play
To make me feel this way
What a wicked thing to do
To let me dream of you
What a wicked thing to say
You never felt this way
What a wicked thing you do
To make me dream of you
No I don't wanna fall in love
this world is always gonna brake your heart
No I don't wanna fall in love
this world is always gonna brake your heart
..with you
The world was on fire, no-one could save me but you
It's strange what desire will make foolish people do
No and I never dreamed that I'd love somebody like you
I'll never dream that I lose somebody like you, no
Now I wanna fall in love
This world is always gonna brake your heart
Now I wanna fall in lust
This world is always gonna brake your heart
..with you
Nobody loves no-one

viernes, 3 de agosto de 2007

Bajo tu embrujo.

Me dijiste que era bruja... no lo soy. ¿Acaso no lo eres tu? Dime... cuéntame la verdad. Tú eres el brujo y eres tú quien me hechiza a mi, eres tú quien ha lanzado un conjuro que anula mi voluntad, que me rinde ante tus besos, me doblega ante tus caricias y que me obliga a soñar.
Dime qué has hecho conmigo para que quiera ser viento y volar hacia ti, rozar tus labios, colarme en tus ojos, que me respires y llegar a tu corazón... y esconderme en él y que sólo tu me encuentres.
Dime qué has hecho conmigo para que quiera ser el agua que derramas por tu cuerpo y envolver tu piel con la mía y sentirte adentro.
Dime qué has hecho conmigo para que quiera ser la tierra que pisas, la tierra que ven tus ojos, y seguirte a cada paso.
Dime qué has hecho conmigo para que quiera ser fuego que devore tus males y miedos, y encender una hoguera contigo y conmigo, y arder en los brazos de la pasión.
Si... tu eres brujo, pues si no, ¿cómo derrumbas mis muros que tan firmemente levanté?, ¿cómo abres las puertas y ventanas y lo llenas todo?
Mirame a los ojos y dime la verdad... y ahora embrújame todos los días y tira el antídoto del hechizo, destrúyelo y no dejes que me cure nunca.

"No quiero no querer. Quiero querer... quererte y que me quieras, eso quiero. Quiero que sea verdad."

miércoles, 1 de agosto de 2007

Mi puntillo y yo.

Hoy cuando salía de currar me ha pasado una cosa que hacia bastante tiempo no me pasaba… se me ha “movido” el coche jajajajaaaaaa Si si, es que se me mueve solo… yo lo dejo aparcado en un sitio y aparece en otro! He fichado, y mientras salía por la puerta me he puesto las gafas de sol y me he encendido un piti… según llegaba a donde suelo aparcar todos los días iba enfrascada buscando en mi bolso las llaves (que no se por que extraña razón siempre se me pierden en lo mas profundo jajajaja) y al llegar al coche…¡¡no estaba!!... Se mueve, lo juro, mi punto se mueve jajajaja No estaba, no… y tras el desconcierto inicial he caído en que hoy he aparcado fuera de la empresa y no me acordaba…Chopito en la frente!! No recuerdo cuantas veces me ha pasado esto, pero supongo que 2 de cada 3 veces que aparco en los parking de los centros comerciales, o en calles de ciudades que no controlo!

En fin, que por asociación de ideas, me he pasado todo el camino a casa pensando en las cosas que me han pasado con mi puntillo… porque mi coche es un Fiat Punto. Me ha pasao de todo, desde perder el coche en un garaje hasta que se me muevan las columnas. Voy a contar un par de anécdotas (o dos pares… jajaja) ya que hoy me ha abandonado la inspiración.

Si. Las columnas se mueven, como en el anuncio aquel de una aseguradora “Hola, soy la columna de tu garaje…” Que cachondos eh? Pues a mi se me mueven! Al menos tres veces, tres, se me han movido las columnas, incluso una vez se me movió un muro jajajaaaaaaaaaaaaaa. Parking del ABC Serrano, hasta la bandera, pero siguen dejando entrar para aparcar, y te cobran, por supuesto. Ni un sitio, pero yo necesito aparcar y además ya! Veo un pasillo donde hay mas coches aparcados, en el lateral, pegaditos a la pared… ahí lo meto yo! (chula soy un rato conduciendo, pero eso lo cuento unas líneas mas abajo…) El tema es que la pared tenia un saliente… y se movió, lo juro que se movió y le pego un bocado a mi faro trasero jajajaaaaaaaaaaaaa japuta. No falla, si hay salientes o columnas se mueven al pasar yo.

Menos mal que eso es solo aparcando… tengo que decir, aunque sea una excusa muy utilizada, pero muy cierta… que la culpa no la tengo yo. La tienen los hombres… que nos dicen que 20 cm son una cosa… y resulta que en realidad son 15!! Así descontrolo yo con las medidas…. ¡embusteros! Justo los 5cm que se me mueve la columna jajajaa.

Decía, que menos mal que esto solo me pasa aparcando, porque conducir conduzco bien. Eso dicen (que no es que lo diga yo ehhh) … incluso una vez me lo dijo el típico chulito machista que pretendió darme una lección de conducción y acabo felicitándome y diciendo eso de “Para ser una tía conduces de puta madre”… capullo…

Pongámonos en situación: Torre Europa, Madrid, sábado noche, de marcha. Justo cuando la cosa empieza a decaer nos entra un tío (digo nos… pero en realidad le entraba a mi amiga… dejadme vivir de ilusiones jajajaja). Nos propone ir a “nosedonde” y le digo que no se ir, pero que le sigo. El, típico chulo madrileño, malote de palo y machito mira de reojo a su amigo como diciendo “Que me sigue dice… a estas las perdemos en dos minutos”. Le leo las intenciones en el gesto y al montar en mi coche le digo a mi amiga “Es un capullo y va a intentar perdernos, va a dárselas de Carlos Sainz… pero ha dado con quien no debía” Mi amiga, que me conoce me dice… “Patri, no hagas locuras que quiero seguir viva” jajajaaaaaaaaaaaaaaaaa acojona!! Yo no me juego mi vida, pero a mi nadie me chulea al volante… el día que me dieron el carnet me dieron también una dosis de chulería jajajjajaa. Sale el tío y ya de entrada se salta el semáforo en ámbar, cambiando a rojo…. Tuve que saltármelo, claro, no se lo iba a poner tan fácil. Me llevo por todo Madrid callejeando….y yo a rebufo de su coche, como los ciclistas jajajaja Veía que el tío miraba por el retrovisor y se reía…. Pero yo me reía más…. En uno de los semáforos que nos pillo en rojo me puse en paralelo a el, baje la ventanilla y le dije: “A este paso llegamos mañana… no puedes ir un poco mas rápido?” jajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa mi amiga se moría jajajaja Salio haciendo ruedas del semáforo… yo detrás. Lastima mi coche tenga pocos caballos, si no le paso por encima jajajajaaaaaaaaaa. Total, que no logro perderme y le sorprendió, pero aun le quedaba el punto final. En el sitio al que nos llevo no había quien encontrara un solo aparcamiento, cuanto menos dos. Así que se puso chulo y subió su coche a un bordillo, bastante alto, por cierto… creo que le rozaron los bajos. Y me hizo gesto para que yo también lo subiera. Le dije que no (soy chula, pero no imprudente y menos para joder mi propio coche)… se rió, como cantando victoria, me había “vencido”… Pero yo ya había fijado objetivo. A mi derecha vi una calle prohibida, y un hueco justísimo, pero mi coche cabía. Eran las seis y pico de la mañana y ni rastro de maderos… así que empezó mi maniobra final que me llevaría a la victoria. Metí marcha atrás, recorrí unos 100 metros y con tres maniobras metí el coche en un sitio donde solo me sobraron dos centímetros a cada lado jajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa Aun hoy no se como lo hice, pero lo hice. Había que ver al pájaro aquel, mirando con la boca abierta desde la acera. Cuando baje del coche se acerco a mi y me dijo “Si no lo veo no lo creo… me acabas de dejar flipao” y eso de que no conducía mal para ser chica…. Será capullo.

Lo reconozco, me pongo chula al volante, no se por que. Pero solo si me provocan. Como aquella vez volviendo a casa de currar. Para llegar a casa tengo que subir un pequeño puerto de montaña... siempre subo por el carril izquierdo a no ser que alguno vaya mas rápido y entonces me aparto, mas que nada por el izquierdo porque tengo que desviarme a un cruce que esta en la izquierda. Pero ese día delante de mí iba un camión y no se apartaba… así que yo detrás. Y detrás de mí un capullo con un BMW (no olvidemos que tío conduciendo BMW, Mercedes y similares es igual a chulo prepotente que se cree dueño de la carretera). Empezó “comiéndome el culo” (con lo que me jodeeeeeeee) pegadito a mis ruedas… le toque dos veces el freno… no me iba a apartar, delante seguía habiendo un camión, aunque yo me apartara se lo iba a encontrar de frente. Se empezó a poner nervioso… me dio las largas. Toque el freno otra vez. Le crispe. Mire por el retrovisor y vi que me hacia gestos… yo también se los hice. Con un movimiento de mano le indique que me saltara por encima si quería adelantarme jajajaaaaaaaaaa. Lo calenté y se pego más a mi culo. Casualidades de la vida tomo el mismo cruce que yo. Un cruce un poco chungo, con un stop y coches que vienen en dos sentidos. Hay que hacerlo bien o te hostias… Tenia prisa el amigo, así que me tome mi tiempo para hacer el cruce jajajja cabrona soy un rato. Me pito. Le volví a decir que me saltara… Hice el cruce, me siguió… El cruce lleva a una rotonda… rogué a san Cristóbal (patrón de los conductores) que en la rotonda tomara la misma salida que yo… si el era chulo yo mas, y se la tenia preparada. Quiso San Cristóbal que fuera mi día de suerte, y tomo mi misma dirección. Aquí empezó lo bueno. La carretera que tomamos es gran parte en doble continua, y no puedes (o no debes) adelantar… salvo en un par de rectas bastante largas. Se me puso mirada picara-cabronaza… Durante todos los tramos con doble continua lo lleve en tercera, a 40 Km./h, cuando no bajaba a 30 (de normal, mi velocidad en esos tramos no baja de 110). Le leí los labios.. se estaba cagando en mi puta madre jajajjaaaaaaaaaaa. Cuando llegábamos a las rectas aceleraba y me ponía a 140… venían coches de frente y entre eso y mi velocidad no podía adelantarme… Doble continua, de nuevo a 30… así durante 10 Km. aproximadamente. Cuando llegamos a destino me pego una pitada tremenda jjaajajaaaaaaaaaaa me moría de la risa… levante mi dedo corazón y se lo enseñe… y después le tire un beso y le dije adiós jajajajaaaaaaaaaaaaaaaa Pa otra vez se lo va a pensar antes de chulearme.

Y si no otro día aparcando… esta fue con un viejo. Me tiro dos horas dando vueltas y por fin veo uno con el intermitente, preparado para salir. Me posiciono un poco mas adelante y señalizo… el sitio es mío. Pero veo por el retrovisor a un viejo (casualidades de la vida, llevaba un Mercedes…) que tb señaliza… señaliza que se va a meter en MI sitio. Lo llevaba claro. Sale el que estaba estacionado y empiezo a dar marcha atrás… y el viejo a dar marcha adelante jajajja Me pita y me hace un gesto diciendo que el sitio es suyo. Saco la cabeza por la ventanilla y le digo que no, que yo estaba antes ¿o es que no me había visto? Me dice el tío que no, que me de otra vuelta pero que ese sitio es suyo. Sigue dando marcha adelante… y yo marcha atrás. Me pita de nuevo y ya muy encendido me increpa. Entonces vuelvo a sacar la cabeza y le grito “Sigue dando marcha adelante si quieres… si me das por detrás pagas tu. Pero el sitio es mío”. Se cago en mi puta madre y metió marcha atrás… y yo aparque. Pero me espero… reconozco que por un momento me puse nerviosa, pero salí del coche. Me dijo que era una sirvenguenza y que no tenía respeto a los mayores. “No señor, a los mayores si los respeto, pero el sitio es mío, yo lo vi primero… porque usted este jubilado y lleve un mercedes no se crea que le voy a ceder el sitio. Si usted esta cansado de dar vueltas yo también. Así que déjeme en paz”. Me llamo de todo otra vez… pero mi coche se quedo en MI sitio.

No se de donde me salen estas venas chulas, luego en el fondo no soy nadie y no me gusta hacer estas cosas, pero es que me encienden. Así me pasa… que luego vacilo a quien no debo, que ya me paso una vez que me puse chula con otro coche que me estaba intentando jugar una… y resulta que era la policía nacional en un coche de paisano jajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa que puntazo.

Tengo muchas anécdotas mas con mi puntillo… y las que me quedan por vivir… pero creo que estas son suficientes por hoy.

** Lenita, creo que la culpa de la vena chula que me sale al volante es del pícaro ángel, no? Jajajaaaaaaaaaaaaaaa ;)